martes, septiembre 22

Pasó en la sala de una casa que no era mi casa



Anoche soñé que estaba con Adriano, uno de mis sobrinos, en la sala de una casa que no era mi casa. Él tenía en las manos una de esas cosas que traen jabón para hacer burbujas. Lo veía agitar el arito dentro del jabón, listo para soplarle. Yo no quería dejar que lo hiciera porque recordaba la decepción que me provocaba de niña que las burbujas se reventaran cuando mis manos las alcanzaban. Me hacía sentir que mientras yo estuviera cerca o tuviera contacto con las esferitas brillantes, las destruiría; entonces hacía lo posible por que Adriano no padeciera lo mismo que yo. Pero de todos modos lo hacía, soplaba hacia arriba y las burbujas salían multiplicadas instantáneamente. Veía cómo el niño se estiraba para tocarlas y me preparaba para consolarlo después de la desesperación que sentiría por alcanzar y destruir. Alcanzar y destruir.

Adriano estiraba los brazos y recibía las burbujas en sus manos. Dos, tres, cuatro burbujas se iban acumulando en las palmas de sus manitas. Yo estaba impresionada. Tenía ganas de intentarlo, de ver si yo también tenía la capacidad de retenerlas. Lo intentaba.

Colocaba mi mano con la palma hacia arriba y lograba sostener una burbuja perfecta. La analizaba: era de un material pegajoso, una repugnante masa de plástico.

La dejaba caer al piso, arrepentida de haberlo siquiera intentado.

12 comentarios:

verde dijo...

Siempre que iba al Papalote Museo del Niño me frustraba porque no me podían encerrar en una burbuja como al resto de los niños.

Esas burbujas sintéticas chiclosas no me gustan, son mejor las "pompas" de jabón, a la antigüita.

Janus dijo...

Supongo esa fue la forma en que tu cerebro te quiso decir que todas las cosas mientras son inalcanzables nos parecen hermosas pero una vez que las tenemos y nos damos cuenta de lo que son nos resultan repugnante y no entendemos ni siquiera por que lo queríamos.

PD. Ya no andes de diva y postea más seguido.

brendita soul dijo...

Pompas de jabón mmm, bastante interesante tu sueño. Tu niño interno, el cual es representado por la imagen de tu sobrino, pudo realizar algo que siempre deseaste y guardabas en lo más profundo de tu ser.
Jajaja como toda una psicologa, me van a pedir mi cedula, upps no soy psicologa.

ru dijo...

Osh, ese sueño no me gusto, aunque está interesante.

Y yo creo que los sueños si te dicen cosas, pero no hay que azotarse tanto.

chilangelina dijo...

Yo te extraño, escribe más seguido.

Anónimo dijo...

¿Por qué esta niña siempre cuenta sus sueños? Los sueños de los demás es de lo peor que se puede escuchar...

Hector Ish dijo...

Por que tú no estas obligado a leerlos...

jejeje... a veces confundimos lo que queremos con lo que podemos conseguir... mientras tenias la intencion todo parecia perfecto y cuando te das cuenta las cosas resultan distinto...

Una extraña paradoja T-T

Diana dijo...

Concuerdo con Brendita en la interpretación, pero de que está fumado lo está.

Anónimo dijo...

no existe tal niño interno, lo q si existe es el Yo o Subconciente, el niño interno es cuento.

saludos

Anónimo dijo...

Los anónimos no existen, son puro cuento.

Gabriela dijo...

Es como dios, si dios es amor pero dios es imaginario y no existe... ps, como los anonimos o las hadas o dios... no existen y ya.

YoSabina dijo...

Las burbujas son divertidas pero las cositas de plástico se pegan en todos lados... como en mi gato.

YoSabina