miércoles, enero 30

El texto que vomitaba puntos suspensivos no-gratuitos

Es un soporcito en el que te hundes, como si alrededor todo estuviera en silencio y un calor tropical hiciera que tus ojos se cerraran cansadamente y tu mente divagara en otra dirección... Es una combinación semi paradójica de pesadez y ligereza que muchas veces culmina en un profundo sueño involuntario... ¡Cómo deseo que desaparezca todo mundo! Cómo quisiera estar en la cama, tendida boca abajo* con una rodilla doblada a la altura de la cintura. Sábanas frescas o melcochosas, no importaría siempre y cuando permitieran conciliar el sueño...

Los párpados se cierran como en clase Ricardo Vázquez a las ocho de la mañana y la conciencia grita desde lejanas profundidades que me levante del escritorio, pero yo no puedo moverme...

¡Y ES QUE** después de comer no hay nada tan EMPUTANTE como regresar a trabajar!

*Suena a que el texto se va a poner super hot y puras habas.
**Este recurso zambranista antes me caía bien gordo,
pero ahora lo encuentro elegante y con gracia.

13 comentarios:

Almohada Carnívora dijo...

Coincido alarmantemente con: a) sí, en realidad es emputante andar a medio mal del puerco (dícese del sopor posterior a la tragadera)y tener que regresar a trabajar, y b)el recurso es elegante. Y es que iniciar así tiene cierto caché.

Hitlercito dijo...

el trabajo hace libre!

flotante dijo...

Definitivamente cierto, hacer cualquier cosa tras una buena comida es la muerte.

Sí, puras habas. jeje

Cuídese...

Señorita de sociedá dijo...

o despues de una siesta...

nose dijo...

tendida boca abajo con una rodilla doblada a la altura de la cintura?

no mames que raro duermes.

--
a mi me emputa mas despertar y tener que ir a trabajar, pero ps cada quien.

Love doctor dijo...

O volver a clase de historia del documental, aunque ahí te duermes y ya te desemputas.

Ruga dijo...

Yo por eso dejé de comer.

mascapalabras dijo...

De acuerdo. Volviendo al trabajo despues de la comida el monitor se aprovecha y busca hipnotizarte. Mientras tu sangre se ocupa de la digestion los inefables colegas hacen caras a tus espaldas y las manecillas del reloj corren hacia atras.

Rainy Day dijo...

creo q' no es hecho de comer y luego trabajar... creo q' es el hecho de trabajar y punto :P

Rainy Day dijo...

creo q' todo lo q' escribo vomita puntos suspensivos... creo q' soy adicta a los puntos suspensivos... quiza consumo tantos puntos suspensivos q' no hago mas que tener resaca de puntos suspensivos... si, derivando en una interminable crudez de puntos suspensivos...

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

RockStarKvN dijo...

Y dale gracias a Dios que comes y regresas a trabajar!!! YO NO PUDE SALIR HOY A COMER!!!! Y sigo en el trabajo, por eso me di mi espacio para relajarme.

Anónimo dijo...

No mames, yo también asistí a esas legendarias clases de Ricardo Vázquez a las 8am. Y sí ha de tener cosa bruja y metafísica. Los ojitos se te cierran aunque no quieras. Además, innevitablemente sueñas con el gordo de D. Hume. Lo juro!