martes, julio 3

Y luego este momento, carajo



Hoy estoy de malas y siento que el mundo me trata mal y ya tengo la perforación en el labio y mi playera con una calaquita, nada más me faltan los pelos en la cara y no puedo ser más EMO chingao.

Pero es que estoy triste. Me sorprende la velocidad con la que me pongo triste. Así, de un día para otro. Mi fin de semana fue bueno (estuve contigo todo el tiempo) y sin embargo, también todo el tiempo la sombra de algo que no debería preocuparme me preocupó y me hizo pensar cosas horribles y secretamente me azoté e imaginé mi horrible futuro. Y todo porque soy de lo más EMO. Hola chicos emo. We accept her, we accept her one of us, one of us.

También un poco encabronada estoy. No puedo leer. Ya, un año fue chistosito decirlo como dato curioso: ¿qué crees? no leo. ¿Qué crees? leí dos libros en todo el año. Pero ya no está chido, quiero atascarme como antes y ya no puedo. Necesito descubrir un libro increíble.

Luego veo mis músicas y no se me antoja escuchar nada, eso me preocupa mucho. Afortunadamente recordé la noche del domingo; veníamos por el periférico y a mí me invadía la nostalgia que me provoca alejarme de la Insurgentes Cuicuilco. Es bonito recorrer el periférico de noche al tiempo que se escucha Shoes de Akron/Family.


Den click, no me hagan enojar más.

and you laugh so hard
it hurts your sides in pain
as you approached the sun
it rains on everyone

you float away
you float away
and find yourself, laughing
into thin air


Un poco más de buenas, me pongo a pensar que ya debería acostarme pero veo la cama llena de cosas y ropa y las cobijas hechas bolas. Qué flojera dormir. Entonces sigo viendo páginas. Me tengo que cambiar de casa otra vez y busco departamentos. La Tabacalera, la Santa María no estarían mal. Tlatelolco me tiene un poco harta, aquí-entre-nos.

Un poco menos de malas, me acuerdo de esta página que un día me recomendó una de las personas más pretenciosas que conozco. Necesito esta bolsa para volver a ser feliz.



O bien, necesito saber que hasta el fin de los tiempos vas a estar conmigo, aunque no lea, aunque sea emo de closet, aunque no tienda la cama. Seré tu accidente si tú eres mi ambulancia.

13 comentarios:

hugo dijo...

wow, si la depre te causa una frase tan linda, pos ni modo, bienvenue la depre. pero supongo que la felicidá tambien te ocasiona frases buenas.

donde esta mi ambulancia?

Sofía dijo...

¡pero no es mía la frase!

Esteban Lagarde dijo...

Si la vida no te sonríe, ¡Pues hazle cosquillas!

Cada vez que veo la palabra emo me imagino a un Elmo sin baterías. Es verdad.

Gaby dijo...

... tiene peludos y rojos los pies?

Eso es! Es Elmo!

Jajajaja que risa, algún día tendré un beto de esos que sienten cosquillitas.

Yo creo que los juguetes de los niños no son de los niños, son más de los papás y por eso, ClaudiAlicia va a tener un Beto o un Enrique de esos que vibran, un LEGO y, y, y, y, y,...

es mi nombre Berenice dijo...

Jajajajaja, eres un chica Elmo.

Oye, ve a mi blog. Hay una *linda* sorpresa.

Erick dijo...

Ándale, un libro chido para la depre: "Tokio Blues" de Haruki Murakami, no lo puedes dejar en cuanto lo empiezas. Otro "Las Partículas Elementales" de Michell HOuellebecq o cualquiera de Amelie Nothomb. Empieza por ahí y verás que pronto vuelves a leer como enajenada!

ignorante dijo...

Tokio blues, estoy totalmente de acuerdo.

Si no: Foe, de Coetzee. Es la neta.

DoFo!!! dijo...

chale porque todos en el blog pasan por una etapa emo...



creo que hasta yo :S



me dare un tiro antes de que eso pase u_U

saludos

hugo dijo...

ochales, otra vez de inculto. bueno, de todos modos, que bien te quedó.

Mario dijo...

je, one of us, one of us, "FRAKS !!!"

Saludos y gracias por los discos al rocón Sofía, nos leemos luego.

Mario dijo...

agh, era FREAKS no fraks, en fin, bye.

Anónimo dijo...

tabacalera?? santa maria???


eres pobre?

Cesar dijo...

Ahh... lo mismo quiero decirle yo a aquella a veces, pero como se que clase de respuestas me dira... mejor me lo callo y solo cruzo los dedos ;)