lunes, abril 17

Post frívolo que en el fondo no lo es porque en realidad es un post de amor y ¿qué chiste tiene revelar la trama?

Noticia importante--boletín de última hora--extra extra

Tengo tennis nuevos y los compramos en Pericoapa. Pericoapa es, queridos lectores foráneos y defeños ignorantes, un lugar mágico y misterioso lleno de fresas, de nacos, de música chingona y de reggeaton por igual. En una esquina encuentra usted al darketo conviviendo con el skato sin la mayor contrariedad, así como en la siguiente hay un puesto de videojuegos donde un "coapo" se debate a muerte en un residentevilazo. Pero éste es tema de otro post, el día de hoy hablaremos de mis tennis nuevos:En la imagen se aprecia la colcha de mi cama que es de BART y el escritorio blanco que tiene sobre sí uno de mis dos bonitos nuevos knackered converse. Mis primeros (a la Arctic Monkey) knackered converse. Antes SÓLO usaba Classic Reeboks, pero el hombre al que tengo a bien amar me llevó a este maravilloso lugar lleno de zapatos de las marcas gringas más famosas y pos estos me ganaron. Ya sé que la foto no es muy buena (la saqué con una arcaica web cam que no sirve para ilustrar posts), pero ps baste con decir que están bien bonitos y son azul marino con una estrellita rosa y una suela toda toda rosa fosforescente y buena onda.

¿ESO QUÉ?
Se preguntará, querido, desocupado y paciente lector.

PUES BÁSICAMENTE NO SÉ,
responderé. Nomás se me ocurrió empezar este post con tanta perorata para que cuando mis tennis crezcan lo lean y se alegren de saber que eran muy esperados y desde el primer día que los tuve en mis manos los quise con todo mi corazón. Pero realmente este corazón de pollo con gripe aviar ya está ocupado en una gigantesca parte por el papá de los knackered convers. La única persona que puede aguantarme por cuatro días continuos compartiendo el espacio conmigo CADA SEGUNDO (con todo y síndrome premenstrual), consintiéndome al máximo y cuidándome con particular finura. Es un muchacho que cuando está muy borracho me dice que lo trato como si fuera pescado , cosa que es falsísima. A él le quiero y le amo como si fuera lo mejor que me ha pasado en la vida, cosa que es ciertísima. Pero él no me cree, SIN EMBARGO, el amor le hará darse cuenta de la verdad.

Love's gonna let me know
Like the day you took me home
We counted every minute left to go
My Love's gonna let you know


gracias

19 comentarios:

El Defensor de las Causas Mamonas dijo...

Uy, uy, hora sí que no sé qué decir, sólo que es cierto, cuando me pongo borracho digo cosas muy chistosas.

Anónimo dijo...

el cuero cabezudo said...

Lo dijo Pessoa, mucho mejor de lo que puedo decirlo yo...

TODAS LAS CARTAS DE AMOR SON RIDICULAS

Fernando Pessoa/Álvaro de Campos

Todas las cartas de amor son
ridículas.
No serían cartas de amor si no fuesen
ridículas.

También en mi tiempo yo escribí cartas
de amor,
como las demás,
ridículas.

Las cartas de amor, si hay amor,
tienen que ser
ridículas.

Pero, al final,
sólo las criaturas que nunca escribieron
cartas de amor
son las que son
ridículas.

Ojalá volviera el tiempo en que escribía
sin darme cuenta
cartas de amor
ridículas.

La verdad es que hoy
son mis recuerdos
de esas cartas de amor
los que son
ridículos.

(Todas las palabras esdrújulas,
como los sentimientos esdrújulos,
son naturalmente
ridículos.)


Saluditos Boing (Pascuales, pues...)

Fosfocito dijo...

Aaaaaaaaaaaaahhhh! (Grito histérico de compradora compulsiva en plenas rebajas de Enero)

Me has inspirado a mostrarle al mundo todas las cosas bellas que me compré en el tianguis de artesanías con la propinota que me dieron los Van der Algo (que es un apellido muy largo y lleno de consonantes, impronunciable para mí)

Royal Majesty Queque dijo...

aaaaw amor y tennis en un sólo post, Is that wonderful, or what?. Los tennis están de bolotas, los colores ni se digan, totalmente fabulosos, como para salir y patear algunos traseros.
Yo sólo uso unos converse clásicos rotos negros - casi - grises. O unos vans que parecen pata de oso, viejísimos como...la cosa más vieja. Me regalaron unos bien popof y bonitos, pero se me olvidan, es la costumbre de los oldies but goodies jojo.

Namás no se te vayan a olvidar tus tennis viejitos. Ellos también sienten!

Saludines!

Ibelin no Balian dijo...

No, pues se ve que quieres al Chava ritiharto, :P; dicen que el amor entra por el estomago, pero en tu caso, entra por los pies, un amor con paso firme en la tierra supongo.

Nebe Gebhardt dijo...

El amor de pareja nunca es frívolo, es más, es de interés público. Felicidades.

Maricois dijo...

hola! visitado tu blogo: me encanto! (tus tenis tambièn) of course. Un saludo

Trompetista de Falopio dijo...

¿Y por qué fuiste a Pericoapa si son bien caciques? Yo siempre te hablo del sitio secreto donde compro mis tennis pero no me escuchas.
Leí el post de mi cumple, digo, más vale tarde que nunca ¿que no? Muchas gracias amiga, snif.

Lalo dijo...

Hola

Buscando informacion sobre Tlatelolco llegue a tu Blog, resulta que tenemos un año de habernos ido de Alli para radicar en la ciudad de Tecate, Baja California.

Lei uno de tus anteriores post donde hablas de la unidad y me dio nostalgia, pero tambien gusto de saber que no fui yo el unico que me quejaba de tanto excremento de perro en los andadores y jardineras de Tlatelolco.

Un saludo desde estas lejanas tierras Bajacalifornianas.

Plaqueta dijo...

Pericoapa es un excelente lugar cuando quieres comprar unos tenis en específico. Aunque pa' eso yo prefiero la plaza comercial de afuera de metro Pino Suárez. La lagunilla y el Pino-Suárez-botadero, en cambio, son lugares donde el destino te asigna los tenis que has de ponerte, y eso es mucho más emocionante.

ricardocorazondepunk dijo...

Pinche ñoña

* bleh' dijo...

lo quieres como si fuera pescado, en tiempo de cuaresma?
acabo de decir una pendejada lo se, pero me hizo feliz.

Benja dijo...

Ash, todo iba bien en el post hasta que se callo el tarron de miel y la atmosfera se lleno de mariposas revoloteando entre hadas magicas. Si tu novio se pone listo, te valorará más y en lugar de dudar se desvivirá por ti. Hey y como se llamaran los tenis nuevos???

Sofía dijo...

Sal: Jajajaa, sí uy, dijiste muchas. Te amo.

Cuero Cabezudo; Es el mejor poema que has recuperado en cualquier comentario que haya visto. Muchas gracias. Ridículas.

Gabriela: Presume, que para eso dios nos dio juventud, belleza y otras cosas para presumir.

Elsa; Es cierto, mis reeboks se pueden poner celosos, me los voy a volver a poner... un día de estos.

Kike; Más que requetiharto. Y todavía me dice que no lo amo. AAH pero èl cocina riquísimo, entonces por todos lados me llega.

Nebe: GRACIAS!

Maricois: Mis tennis son una chulada y mi blog también, no es por nada. Jajaaja.

Livi: Ya sabes que te quiero, qué bueno que viste el post. No he ido a tu lugar de los tennis porque no me has llevado!

Lalo: Qué mala onda que dejaste este increíble y maravilloso lugar. Espero que te haya servido lo que encontraste acá sobre tlate y saludos hasta aquellas tierras realmente lejanas....

Tamara; ya llévenme, o se van a portar como con los discos de ocho pesos?

Ric; huevotes de león viejo.

pink.pink; jajajajajajajajajajaj sí, más o menos así lo quiero!

Benja; JOJOJO, es que así es cuando uno ama con tal desenfreno, peor que un garrafón de miel derramado con bomboncitos y azúcar y algodones y manzana acaramelada con chispitas de chocolate. Sí me valora, pero luego se siente pescado.
Mis tennis no tendrán nombre... igual y "Derecho" e "Izquierdo", jojojo. Saludos.

Luisa dijo...

Yo tenía más ganas de comentar en el post sobre los libros de la primaria, pero ps siempre llego tarde.
Lo que a continuación escribiré se que no tiene nada que ver con tu post pero si con el mío: por culpa de Baudrillard estaré por tus tierras con todo pagado. Wujú. Que vivan las tesis.

Solo falta mi cartita de aceptación.
jaja

Luisa dijo...

el ja-já lease en tono de Nelson (el de los simpsons). Pfft.

Sofía dijo...

OYE, pues aprovechemos!! Te mandaré un mail, o mándame uno a mí, a ver si nos vemos o algo!

laserpiente_quesemuerdelacola

en hotmail-

tapetazo del 7 1/2 y a veces 8 dijo...

En mi armario se han ido amontonando tenis desde que tenía como 7 años y van quedando debajo de los más nuevos conforme van llegando al grado que todos han terminado odiándome y están conspirando y me quieren matar. Ay, estos calzados modernos...

Los únicos que me quieren son mis vans (que se sienten muy acá que porque vinieron de Las Vegas) y mis chanclas (que se sienten muy acá porque parecen hechas con un trapeador).

rfr dijo...

como pescado?