lunes, abril 27

El dulce encanto de la supervivencia



Los que me conocen saben que soy fan de Resident Evil. Hace una semana me gasté media quincena en un Xbox, que tiene la única finalidad de -cuando vuelva a tener dinero- darme horas y horas y horas de sangre y matanza zombie (aunque ya no son zombies) (y bueno, a los zombies por obvias razones no se les puede matar). En general soy fan de los las tramas de los survival horror.

También los que me conocen saben con cuánta pasión devoro películas de suspenso -si incluyen zombies, mejor-. Y aunque no incluyan zombies, el temor y la angustia que me provoca una película es directamente proporcional a la fascinación que va creciendo en mí mientras la veo. Y es que desde siempre he sido fan de la supervivencia.

Todo esto lo atribuyo a que desde que era muy muy chavita, la muerte me ha obsesionado. No tenía ni diez años cuando ya me angustiaba la idea de morirme. Hoy la acompañan otras angustias: el miedo a envejecer, el miedo a estar sola, el miedo a morir sola. Pero creo que por eso disfruto tanto ver películas en las que la gente se enfrenta a eventos sobrenaturales que ponen su vida en peligro; ganen o no ganen, ese es un mundo aparte, imposible.

Sin embargo, no me miento ni les miento: Siento una -entre macabra e inocente- alegría por lo que está pasando en este momento. Me preocupa la gente que pueda enfermarse, me preocupa que mi familia y amigos se enfermen, me preocupa que yo me enferme. Pero lo cierto es que me despierto y espero una noticia ligeramente fatal, enciendo las televisión con la curiosidad de ver algún mensaje trágico en cadena nacional, disfruto el nudo en la garganta que se me forma al viajar en el metrobús rodeada de desconocidos.

Imagino que soy de los últimos sobrevivientes a la enfermedad que todos pueden llamar como quieran, pero que podría ser cualquier cosa y me daría igual... Es el ver las calles vacías lo que me pone así: adrenalinosa.













No conforme con la sensación de desolación y tristeza que ya puede sentirse en el ambiente, hoy tembló. Los que me conocen sabrán que soy muy sensible a los temblores: me refiero tanto al momento de percibirlos como al momento de lloriquear como nenita después de que pasan. Vivir en Tlatelolco no me ha ayudado, ahí los temblores se sienten como de 5 grados Richter más. Pero hoy estaba en la oficina y no lo sentí, solo supe que estuvo cerca de los 6 grados y lamenté un poco no haber estado en mi edificio para tener mi acostumbrado ataque de pánico. Nah, la verdad estuvo bien no tenerlo. Después los celulares no servían y me preocupé. Llegué a mi casa y encontré el polvito que se cae de las paredes cada vez que tiembla:



Y por si todo esto no fuera suficiente, a las 6:15 de la tarde más o menos se vino un ventarrón loco que tiró un árbol y rompió uno de los ventanales de la oficina (la de la imagen no es mi oficina y eso que está roto no es un ventanal). Como que quiso llover, pero ya hubiera sido demasiado. Sin embargo, se fue la luz en la colonia Florida y algunas aledañas y el panorama era más o menos este:












Para cuando llegué a mi casa [después de rozarme con la pelusa del metrobús sin tapaboca (tapaboca per RAE) ni nada así], me sentía extrañamente contenta y satisfecha. Veía la luz del sol meterse entre los edificios de Tlatelolco y pensaba en que quizá Chuck Palahniuk tiene razón: Cada generación desea ser la última. La música que me gusta ya nunca pasó de moda, no hubo más libros nuevos que leer después de que yo muriera, no hubo nuevos descubrimientos. No vi a los autos volar a cien metros de altura, pero nadie más los vio. No leí en el encabezado de todos los periódicos que la cura para el SIDA había sido descubierta, pero ya no había a quién curar. No vi a mi hijo a los ojos, pero nadie volvió a ver a sus hijos a los ojos. No descubrí una doctrina ni una religión que me satisficiera; pero los que sí adoptaron alguna se la pelaron tanto como yo. Nunca tuve mucho dinero ni fui hermosa, pero al final eso no hizo ninguna diferencia para nadie. El mundo se detuvo conmigo cuando cerré los ojos.







Sin embargo, a quién quiero engañar. Llegué a mi casa y me sentí Melvin Udall. Me lavé las manos y los brazos hasta los codos, copiosamente, luego me las desinfecté con alcohol. Me quité la ropa y la dejé en el bote de ropa sucia. Me puse la pijama, me lavé la cara y fui a abrazar a mi mamá, porque pase lo que pase, la verdad es que la idea que más me gusta es la de sobrevivir. No seré hermosa, ni tendré mucho dinero, ni veré autos voladores a cien metros de altura; pero ni por el mejor de los survival horrors en vivo renunciaría a la capacidad de imaginar, recrear, jugar en Xbox y ver en películas el temor a la finitud vencido por mi Chicago Typewriter de un millón de pesetas.

42 comentarios:

Rafael dijo...

órales (de lo bueno del post), al fin logro ser el primero. Cuando los vienos, un tonto transformador tronó a lado de la casa donde trabajo, luz y luego obscuridad. Tenemos planta, pero la luz iba y venía. Tuve un poco de miedo, si he de confesar algo.

fre dijo...

¡Aaaah!

Esa es la Sofia de la que me enamore.

Que buen post.

Muy agradecido, muy agradecido.

ge zeta dijo...

Esa es la actitud chingao!

asteroids dijo...

la unica vez que me he casi orinado en los pantalones de miedo, fue cuando me toco atravesar un complejo de departamentos de interes social, en domingo a las 12 de la noche, cuando no la luz se habia ido como 3 horas antes, nunca me habia sentido tan solo y tan desamparado, sin embargo fue algo realmente emocionante, queria matar zombies! jajajaja, saludos Sof!

ru dijo...

Worales, magnífico.

A mí también me gusta eso de las catástrofes, pero como sea que se presenten creo que están exagerando. ¿Qué sigue? ¿Langostas?

«danito» dijo...

Qué bonetas fotos... snif

Yo siempre he pensado que el fin del mundo será hermoso.

Pero no, aun no quiero morir!

El Mareo dijo...

...and I feel fine!

elheca dijo...

Siempre he pensado que ha sido chingona la época en que me tocó vivir, ví los primeros episodios de los Simpsons en la tele y eran nuevos, ví a Carl Sagan despedir su programa todavía vivo, pude tomar agua de la llave y despues tener que comprarla en garrafones, varios eclipses, varios temblores, del Intelevisión al PS3, del monoaural al 5.1, del Beta al Bluray historia de una ida y una vuelta… y durante todo ese tiempo me pregunté como sería el mentado fin de los tiempos y si llegado el momento estaría preparado para aceptarlo como el upgrade life 2.0. Todavía Gracias no. Maravilloso post, me encanta tu modo. Neta.

Anónimo dijo...

un buen post como en los viejos tiempos. se te extraña.

Roberto dijo...

¿Entonces tienes un hijo eh?

Roberto dijo...

Y sí, por fin te esmeraste como antaño en escribir. Saludos Sofía de filosofía.

Roberto dijo...

Y sí, por fin te esmeraste como antaño en escribir. Saludos Sofía de filosofía.

Gabriel dijo...

Órale... me cae q escribes re-bonito jajaja!

la verdad es q si.. me encanta como escribes.. y aunque creo q eres una loca con una mente retorcida al querer q a todos nos cargue el payaso, al final tienes mucha razón en lo que dices...

saludos esa!

Feyo dijo...

Yo solo te dare dos consejos: Dispara con la escopeta siempre a la cabeza y no te gastes todas las hierbitas de curacion al mínimo roce.

Sigue así, saludos.

Feyo dijo...

Hey, pasa tu gamer tag para matar zombies en left 4 dead...

Paxton Hernandez dijo...

Aunque no negaré que algunas de las mismas cosas que a ti te gustan, a mí también, y que una película es calificada mejor por mi escala mientras más angustiosa y pertubadora sea...siempre me he sentido seguro viéndolas. Después de todo "son solo películas" y el mecanismo de defensa ante tales ficciones me funciona bastante bien.

Ahora que la realidad supera a la ficción (yo tampoco lo voy a negar) tengo miedo. Extraño mucho la seguridad del cine. Pero ¿qué queda? Si la humanidad se enfrenta a una plaga desconocida yo también soy de los que quiero sobrevivir.

:)

Daniel M. dijo...

tsssss si sobreviviera me gustaria tener mi Chicago Tipewriter y no estar inevitablemente solo como en esa mala adaptacion de "Soy Leyenda" del igual mal libro del mismo nombre, digo alguien con quien platicar de menos.

Lenna dijo...

Coincido con el Mareo... Que buen post, magnifico!! De verdad cambiaste mi manera de ver las cosas, millones de gracias.

Anónimo dijo...

No mames. Qué chingón post. Piche Sof..

Angel Alberto dijo...

me imagino viviendo en un mundo parecido al que muestra la pelicula de Soy leyenda. cazando venados en mi mustang.

memo rockers dijo...

SI YO FUERA TU YA HUBIERA LARGADO DE HAY. MUY PRONTO HABRA ZOMBIES. CORRE POR TU VIDA!!!!

LAURA dijo...

NO MAMES QUE BUEN POST!! DE LO MEJOR!!!!!

paxton hernandez dijo...

Checa tu correo de hotmail. ¿Todavía lo tienes verdá?

Janus dijo...

Las calles estaran vacías pero el metro sigue estando medio lleno... y yo sin cubrebocas. Diría un amigo que estamos en "Resident Evil Región 4: Mexident Evil"

Angelucho dijo...

ah no ma! que buen post, y que buenas fotos, sí me hacen imaginarme una catastrofe.

aunque nunca fui fan de resident, si lo fuí de todos los primera persona, y vaya que me hiciste volar la imaginacion.

es facil imaginar a los militares

"hay uno vivo! encontramos uno vivo!"

NoSoyTrendy dijo...

cabrón acabas de salvarme la vida...

Wakasa dijo...

Me encantó tu post.


Me siento mejor.

Sofía dijo...

Kornhauser (qué buen apellido jaja): Desde que trabajo en la Florida han habido tres desastres eléctricos. Pero no me quejo, me han dado muchas horas de sano entretenimiento oficinista.

Fre: Gracias, de vez en cuando la Sofía de la que te enamoraste escapa de la Sofía oficinista y ocurren cosas maravillosas.

GZ: ¿Algo que ver con el gato GC? DaDadadradarararaaa.

Fernando: Lástima que los ladrones y violadores no sean ni la mitad de divertidos que los zombies.

Ru: Sí, siguen las langostas. La ventaja es que esas son comestibles.

Danito: Yo tampoco quiero morir, pero paso mucho tiempo pensando en eso.

Mario: (Y)

Elheca: Está cabrón cómo entre más conocemos y más acceso tenemos a más cosas... seguimos deseando más. Dudo que eso cambie alguna vez, ni con los coches voladores.

anónimo: Yo también los extraño.

Roberto: Sí que me esmeré! Gracias por leer. Ah y no tengo hijos jaja. REPITO, NO TENGO HIJOS.

Gabriel: Espero que no nos cargue el payaso, por lo menos no por ahora... Un saludo.

Feyo: Ssss. Esos consejos no pasan de moda. Mi gamertag solía ser ataraxica, pero se quedó en un Xbox del pasado y ahora no sé cómo recuperarla. Aún. Quizá saque otra.

Pax: Chafa. yo nunca pienso que es una película mientras veo una película. Me gusta pensar que el actor está sufriendo porque le están rebanando el brazo. Bueno no "me gusta", pero es algo que de alguna manera... disfruto.

Maya: El libro se me hace que está buenón. DAME MIS JUEGOS. :D

Lenna: Qué gusto marcar una diferencia. Saludos.

Anónimo: Ya me pincheas y todo y no sé quién eres! Injusto.

Ángel: Yo tendría un Lamborghini Murciélago.

Memo: Si yo fuera tú me regresaba a la primaria... Jajaja. Mala Sofía, mala, trata bien a tus lectores!

Laura: Gracias.

Janus: [CON VOZ DEL NARRADOR DE RESIDENT EVIL] Mexident Evil... FLU!

Angelucho: La vida es un juego de video la mayoiría de las veces. Jaja.

Nosoytrendy y Wakasa: Me alegra ayudarles a sobrellevar estos aciagos tiempos.

Luis Frost dijo...

Me encantó la primera foto. Si de verdad nos lleva la influenza, la sugiero como la última.
Que cuando hablen de la extinta Ciudad de México, ilustren con esa foto. Nostalgia garantizada.

Sofía dijo...

Hoy mismo la encapsulo y la envío al espacio. La enterraría en mi jardín, pero NO-tengo-jardín. :(

punkoatl dijo...

Me ha dejado bocabierto tu post!! Por momentos pareciera que lo hubiera escrito yo, yo tambien tengo ese sentido morboso por las cosas, el nudo en la garganta, la adrenalina y la emocion de pensar si me tocara ser expectador del fin de la humanidad, fan from hell de los zombies, de las peliculas y novelas de desastres,has leido la novela "la tierra permanece" de George R. Stewart, una novela de mediados de siglo y sobre los pocos sobrevivientes de una plaga de gripa, te la recomiendo muchisimo!

Gran Fornicador dijo...

Si está muy cabrón tu post este eh, te rifaste de nuevo. Flashback a los inicios de Gracias No. Nalgada a mi mismo por no leerlo antes.

Koza del Demonio dijo...

Apocalípticamente hermoso...

Me gusta leerte cuando escribes así de romántico...

Saludos!!!

Anónimo dijo...

Never instruct your peгsonal Xbox360 to swallow
chicken eggs :-)
Check out my webpage ... nintendo wii U

Anónimo dijo...

Games Cοnsoles is in fact trusting аѕ wеll as giѵing rofl :D
My page :: http://thesimspc.se/mystisk-kortfilm-hintar-Om-dead-space-3

Anónimo dijo...

What's up, constantly i used to check web site posts here in the early hours in the daylight, because i enjoy to learn more and more.
Also visit my web-site : hair fall Reduction

Anónimo dijo...

Each man has hіs very own xbox 360 :D
Here is my blog : Sony PS Vita

Anónimo dijo...

Xbox 360 holds charms to assuage the savagе beаst lmaо =)
Feel free to visit my site ; Microsoft Xbox1 Adaptors

Anónimo dijo...

Xbоx take the hindmоst rofl =)

Hегe iѕ mу blоg pοst; Nintendo DSi

Anónimo dijo...

My darκest FIFA Game is eхactly ahead of the sun гising LOL

Looκ іnto mу ωеblog http://fifaspel.se/
my site - XB720 Charger

Anónimo dijo...

If you lay doωn аlongside anіmals, Gаmerѕ сould get up wіth beԁbugs LОL

Αlsο visit my blog - Sony PSP-3000

Anónimo dijo...

iPhone 5 är äldst =)

Take a lοoκ at my hоmepage rejoy.se