lunes, marzo 20

Sobre "Por qué me gusta tanto el cine"


Siempre me tiemblan las manos, me sudan, me tiemblan, me pongo nerviosa porque no sé qué es el grano reventado (pensé en un barro con pus, pero no ha de ser), ni el alto contraste y mucho menos el espacio neutralizado con fondo negro. No sé qué es un medium shot. Cada que platico contigo de cine me llena de angustia el pensar que no estamos hablando de lo mismo. Así que intentaré en la medida de los posible responder dignamente a tus comentarios.
Me parece localizar tres tesis específicas en "Por qué me gusta tanto el cine", que intentaré parafrasear a continuación (si consideran que me equivoco, por favor háganmelo saber):
1. No te gustó 1973 porque presenta a la miseria estetizada, porque sólo muestra tres casos miserables, que se quedan simplemente en eso: tres vidas problemáticas y reveladas al público en su más cruda frivolidad y trivialidad.
2. Prefieres no disociar entre "lo que es bueno" y "lo que te gusta". Las películas que te parecen buenas son las que se distinguen de cualquier otra representación artística por expresar un contenido por medio de recursos a los que no recurrirían otras manifestaciones artísticas; es decir, una película no representa su historia de la misma manera que una novela o una pieza teatral.
3. La película mexicana 1973 carece de una estructura lógica, pero libre y más bien posee una expresión pobre y llena de ingenuidad, pues se conforma con una "estética de la miseria", dejando de lado las probabilidades casi infinitas del cine.

*******
1973 es un documental mexicano dirigido por Antonio Isordia, egresado del C.C.C. Es también un conjunto de tres cortometrajes que narran la vida de TRES diferentes personas, todas nacidas en 1973 (igual que el propio director) y todas condenadas a un grave exilio, una soledad perpetua, una tristeza irresoluble.
No considero que 1973 represente estéticamente una propuesta cinematográfica llena de novedad y belleza. No creo que los close ups logren atrapar la expresividad con los puros gestos de las personas entrevistadas. El director eligió ciertos elementos proporcionados por el cine por una razón particular, la cual ignoro. No reconozco en 1973 las características que harían de su forma algo peculiarmente bello o necesariamente artístico. No encuentro en 1973 ingenuidad alguna, no encuentro una estética de la miseria.
Hay en la primera película de Antonio Isordia una exaltación de la realidad. La miseria, entendida como desgracia, como una vida carente de sentido (o que si alguna vez lo tuvo se le fue arrebatado, en la primera historia); se revela como la vía posible de la redención. Más allá del alto contraste encuadrado en la pantalla del cinemex, 1973 es el relato del sufrimiento que nos vence. O más correctamente, que venció a otros. A pesar de haber sido puestos al mismo tiempo en el mundo, el director y sus tres protagonistas terminaron haciendo de sus vidas diferentes-obras de-arte... Antonio Isordia se encarga de mostrar que las circunstancias no sólo nos determinan, sino que nos invitan a relatar todo lo que no-llegamos-a-ser. Como si yo buscara a weyes nacidos en 1984 que a diferencia mía (que soy un portento de mujer) han arruinado sus vidas. Pero bah, 1984 ya está muy choteado.

Hablar de si la película es buena o es mala, no me corresponde. Como te dije ayer mismo, mi horizonte es propio, es único. Basar un intento-de-crítica-de-cine en la cantidad de libros de teoría que he leído o las muchas otras críticas hechas por expertos no es lo mío; no acabaría nunca de sentirme profundamente ignorante y mi boca permanecería cerrada por no entender lo que los que saben han marcado como bueno o como malo.
Sólo digo que la película me gustó y los que escriben sobre cine son snobs. Sólo digo que al terminar la película siguió taladrándome el cerebro y como bien dices tú, me hizo sentir afortunada. Baste con decir que el buen cine es buen cine no porque cumpla con un estatuto de diez mandamientos, sino porque mueve. Porque encanta. Aunque encante a una, esta (aparentemente) humilde amiga que te quiere y respeta mucho. Gracias por hacerme pensar.

24 comentarios:

El Enigma dijo...

Solo falto el letrero de "Proximamente..."

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

El Defensor de las Causas Mamonas dijo...

Qué alegría me da ver a los dos tan entusiasmados con esto, desde ayer en la noche se nota que su discusión sólo tiene el ánimo de informar y justificar al otro lo que se piensa, no está llena de una falsa modestia ni una aburrida pretensión y ambos respetan sus puntos de vista.

Mejor váyanse a tomar un café, porque sé que ustedes no toman entre semana —verdad Sofía—, así discuten más agusto en este día en que los dos no tienen alguna obligación que cumplir. ¡Malditos, los odio!

rf dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
rf dijo...

Lo malo es que en cuanto lo pongas no va a faltar el naco que llegue a decir "ash pues a mí me gusta porque me gusta y ya y los que hablan de cine son unos snobs y bla, bla, bla" y puras idioteces así. Ni modo. Yo espero con ansia el post, porque el de alejandro está bien bueno. Y yo también tengo que ir a trabajar hoy.

Love doctor dijo...

Noooo, hay que hacer la película: "1984" por Sofía Téllez y Alejandro Murillo, sería perfecta, como tu post. Nos pondré en la lista pa'l próximo premio Nóbel de la Paz. Y nos quedaríamos pensando en cosas más chidas por mucho más tiempo, y discutiríamos con mñas gente y siiii!!! Aunque sí, el relato miserable es poderoso, la forma me sigue ganando. Te lleno de besos, con todo respeto a tu novio.

Rosangela (sin blog hasta que recuerde su contraseña) dijo...

Con una de las últimas frases resumes todo. El cine es subjetivo, lo interesante es que en ocasiones puedas ver películas que todo mundo critica y que a ti te gusta porque te apropias del mensaje y porque te alguna manera se conecta con alguna parte vital de tu persona…ahora bien si esta bien trabajada desde el guión hasta la realización, que mejor.
Por cierto yo me sigo comiendo las uñas esperando el post sobre W. Benjamín.
Saludos.

Daniel M. dijo...

Zzzzzzzzz.

Alfreyo dijo...

Por eso...

Yo siempre dije que la pelicula de las spice girls es de culto.

Chales ya me queme.

Ya en serio, pues no hay mucho que decir, el cine el totalmente subjetivo. Los gusto se rompen en generos.

Love doctor dijo...

Daniel: huevos

A los demás: lo subjetivo es la apreciación, "el cine será constante innovación expresiva o no será" JAB. Ooooo sea, que no deja de estar chido que haya quienes gusten de cualquier película, lo que no se vale es que cualquier director haga cualquier película. (Perdón, pero es que de veras 1973 me parece muy mala).

Anónimo dijo...

uno de los demás dijo...

¿Cómo es éso de que el cine no puede ser subjetivo? ¿Qué no hay tras su creación uno o más individuos, con gustos estéticos peculiares? ¿La sugerencia es que si una película no es innovadora, no debe considerarse cine? ¿O debe considerarse mal cine? Eso supone que todo lo nuevo es bueno, lo que es una falacia...

¿Para quién se crea? Aquéllo de que yo escribo para mí son... patrañas; escribimos (o filmamos) para que nos lean o vean.

El problema creativo consiste en la manera de comunicar sin ambigüedad lo que pensamos. El texto decía un buen amigo (o la película, en este caso) debe hablar por sí mismo; todas las glosas son periféricas... Es posible, pero no creo que frecuente, que alguien produzca deliberadamente una obra mala, como lo enunciaba Wilde (citando de memoria): toda poesía mala es sincera...

Ahora, si como consumidores de arte, en virtud de nuestras experiencias vitales disponemos de conocimientos especializados que nos permiten advertir ciertas técnicas creativas ingeniosas, desconocidas para la mayoría del público (e.g. el grano reventado), para hacerlas notar eficientemente debemos explicarnos. Alguien más me dió alguna vez un sabio consejo: cuando expliques algo, supón que tu audiencia es inteligente, aunque desinformada...

Ya me extendí demasiado. Dan para rato los posts. Gracias por ello.

El Cuero Cabezudo

PD Tenía que salir a relucir Ayala; ya leíste una frase de él Sofie: ése JAB...

raulfuentes dijo...

Ay, Alejandro. A mí lo que me saca de onda es que la única que le entendió al post tuyo es Sofía. Mismo problema que con el cine. Me da mucha risa que cuando se hace charla de café de cine siempre acabe alguien diciendo que todo es subjetivo, llevando la discusión a un callejón sin salida sumamente tonto. Sí, el cine a nivel dominguero de charla de señora es bien subjetivo. Pero al nivel que lo estaba manejando Alejandro lo es mucho menos. Una película no puede ser buena nada más porque "es que en ocasiones puedas ver películas que todo mundo critica y que a ti te gusta porque te apropias del mensaje y porque te alguna manera se conecta con alguna parte vital de tu persona…", porque entonces uno puede ir a ver el circo de la chilindrina y sentir lo mismo y nadie te lo puede discutir. A mí no me importa si alguien tiene un orgasmo con basuras como el señor de los anillos o no. Creo que a Alejandro tampoco. No hablo de 1973 en específico (aunque recuerdo con agrado haberme encontrado con Antonino en un camión en Berlín cuando a él le dolía el estómago). Hablo del cine. Hablo del cine porque me parece igualmente complaciente pensar que una película tenga que ser “pensada” para sus espectadores. Obviamente sí, cualquier cineasta piensa en espectadores cuando filma. Pero el que una bola de nacos no la entienda no quiere decir que la película no se entienda. Jean Marie Straub no filmó nunca para el gran público, pero sabía que de todos modos lo tenía. No es cierto eso de que nada más los cuates del director la van a entender. La gente no es tan tonta como quieren creer los que a veces no le entienden a las películas. A cientos de miles de personas en el mundo tal vez no les guste Penek Ratanaruang, pero igual quedan unos cuantos miles a los que les encanta y son lo suficientemente sensibles y cultivados para gustar de su cine. Penek no les tiene que explicar nada. Entre la película y el espectador se explican todo. El problema con el cine sigue siendo pensar que es para cualquiera. Tal vez no lo es. Yo creo que en un país de verdad tendría que serlo. De lo que sí estoy seguro es de que la crítica de cine no es para cualquiera, a menos que quiera uno parecer atala sarmiento discutiendo de ópera.

Alejandro, creo que entiendo un poco a qué te refieres con la estetización de la miseria. Con la poética de amores perros. Coincido en que habría que dar al espectador elementos para que juzgara por sí solo, no decirle mira esto está mal por eso se tienen que morir porque no hay otra salida. Creo que habría que dejar que por sí mismo sintiera lo terrible de una situación sin tener que ponerle sordidez a lo sórdido con el grano reventado. Creo que habría que hacer un uso más estructural del sonido en las entrevistas y no nada más corte al que habla. Creo también que no se trata de innovar. Ese es otro problema de la plática de café. En el cine no habría que inventar nada para hacerlo de mejor calidad. Todo está inventado. Ya todo lo hizo George Albert Smith. No hay nada nuevo bajo el sol, pero parece que ni porque los elementos llevan décadas hay se quiere renunciar al modo de representación institucional.

Perdón Sofía por usar tanto espacio. Gracias a ti por hacerme a mí, tal vez no pensar, pero por lo menos escribir un ratito. Un abrazo. Tengo que contarte algo...

Love doctor dijo...

Cuero (qué chido llamarle a alguien así), permíteme ahondar: no todo el cine nuevo innova (ptrr), no toda primera gran película de algún director puede ser considerada innovadora nomás porque es nueva. La constante innovación expresiva del cine está en no tener que explicar la película con cosas que no están en ella, y eso sucede muy poco ya. Yo creo que hay que considerar como cine (en términos pretenciosos, sí, pero necesarios en tiempos de carteleras abundantes de basura), aquellas películas cuya apreciación requiera y prescinda de ser contada de voz en voz o mediante un texto, porque esas son obras ajenas, aunque se refieran al mismo texto. Tú lo dijiste, todas las glosas son periféricas. ¿O entendí mal? Qué chido poder discutir por fin de algo realmente apasionante, en lugar de tener que defender a los cuates de gente que viene a insultar o peor.

Love doctor dijo...

Ay, Raúl. Cuando se trata de hablar de cine, eres la persona más indicada dentro de nuestro vasto (pero selecto, of course) círculo de amistades. He aprendido tanto de tí, muchas gracias. (Perdón, So', por usar este espacio para cosas como esta, si quieres te lo repongo con un commentsote en mi blog, anda comenta algogrande).

Anónimo dijo...

el cuero cabezudo said...

Bueno, por lo menos en esta ocasión don Raúl Fuentes intentó ofrecer argumentos sin recurrir (mucho) ni a los ataques gratuitos ni a la presunción... Aunque me divierten las contradicciones internas de su dicho:

Sí, el cine a nivel dominguero de charla de señora es bien subjetivo. Pero al nivel que lo estaba manejando Alejandro lo es mucho menos.

O sea, estaremos quizás de acuerdo en que el gusto es subjetivo (aunque lo sea poquito...)

Hablo del cine porque me parece igualmente complaciente pensar que una película tenga que ser “pensada” para sus espectadores. Obviamente sí, cualquier cineasta piensa en espectadores cuando filma.

¿En qué quedamos, por fin?

Pero el que una bola de nacos (¿ven por qué digo arriba que no tan insultativo ni presuntuoso?) no la entienda no quiere decir que la película no se entienda.

Con que un naco no la entienda, la película no se entiende (para ese naco)...

A cientos de miles de personas en el mundo tal vez no les guste Penek Ratanaruang, pero igual quedan unos cuantos miles a los que les encanta...

A mí también me tiene sin cuidado que cientos de miles de ¿sensibles y cultivados? tengan un orgasmo con una película de Penek Ratanaruang... Que les aproveche...

Ese es otro problema de la plática de café. En el cine no habría que inventar nada para hacerlo de mejor calidad. Todo está inventado.

Esta es de antología: El Maestro Ayala está equivocado; ya era hora...

Pero basta. Me entristece pensar que el cine no sea para todos. Tendré que resignarme a comer palomitas de maíz con la luz apagada, mirando una telenovela en la sala de mi casa...

Anónimo dijo...

cuero cabezudo said...

Alejandro: Cuestión de marcos de referencia. Innovar, según quien debe saber, es mudar o alterar algo, introduciendo novedades. En cualquier actividad un creador novel puede introducir innovaciones desde un principio, o puede hacerlo más adelante; no se me hace innovador no tener que explicar la película con cosas que no están en ella. Eso representa un mínimo de oficio. Sí leíste bien y concuerdo: la película debe hablar por sí misma; pero puede haber elementos que pasen inadvertidos para un espectador casual, y un crítico hábil debe ser capaz de educar haciéndolos notar, explicándolos...

PD gente que viene a insultar o peor... ¿qué puede ser peor en ausencia de presencia física?

Royal Majesty Queque dijo...

"Baste con decir que el buen cine es buen cine no porque cumpla con un estatuto de diez mandamientos, sino porque mueve."

Eso me encantó, y tienes toda la razón. Hoy vi una película (Hostel) que no me gustó. No me hizo pensar nada, sólo me hacía cerrar los ojitos por las carnes y eso. De hecho la vi por que todos me decían que era horrorosa: soy todo un caso para los psicólogos.
Pero una película que me mueve, que casi me hace llorar (o que lo hace, pero no me quiero escuchar chilletas), reir: sentir en pocas palabras es todo un peliculón. Un hit, al menos para mi, of course.

*checando ortografía para evitar jocosos juegos de palabras*

ya.

Saludos!!! =)

Sofía dijo...

Enigma: Ya está la actualización...

Sal; Ya sabes que mis amigos no son pretenciosos, pero Raúl sí. Jajajaaja. Y yo no tomo entre semana... esperen... hoy es martes ¿verdad? Cha.

Raúl; el post de Alejandro realmente es muy bueno, hasta me da pena el mío.

Alex: me conformo con que me incluyas en tu opera prima, aunque sea de mujer detrás del árbol.

Rosángela: Es lo que quiero decir. A fin de cuentas uno tiene sólo una opinión, no verdades generales. Pronto el post de Benjamin, que será más bien cagado que sublime.

Daniel: huevos.

Alfred: ese comentario es taaan noventero. Sí que te quemaste. O sea ya no entres a este blog por favor. O sea.

Sofía dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Sofía dijo...

El cine sería para todos si no se marcaran barreras que separan al que sabe del que no sabe. Es el mismo problema que encuentro con el gremio filosófico que tanto y tanto odio, es sólo para iniciados. Los que no saben, no saben y ni modo. Los que tienen un orgasmo con El Señor de los Anillos tienen un orgasmo con una basura. No hablas de eso, sino de cine. Perdón, no sé qué es el cine, llegué tarde a la definición universal y axiomática del término.

Las películas se entienden diferente; por eso no creo que sea posible decir de alguien que no entendió lo que vio en la pantalla. Entendimiento tenemos todos, irremediablemente.

Encuentro algo contradictorio en lo que dices: "la gente no es tan tonta como quieren creer (...)", "el problema con el cine (...) sigue siendo pensar que es para cualquiera"... Creo que realmente se ha dejado atrás desde hace mucho un arte elitista y sectario, nadie lo tomaría en serio. Te lo creo en papeles laborales: no todos nacimos para ser abogados o doctores o albañiles. Pero el arte. Dejemos al arte llegar a quien se deje. Y que el que quiera diga: "me gustó porque la chilindrina es muy dinámica", derrotemos los elitismos. No es necesario marcar la diferencia entre el que sabe y el que ignora, me parecería mejor el que enseña y el que aprende.

Finalmente, creo que pones palabras en la boca de los espectadores, a todos los has de conocer. Indepentedientemente de que les sea restregada la miseria en el rostro, mientras se encuentren analizando la película, como dice mi profe Alex Lora "con la escala de los tacos" (o lo que llamarías tú "plática de café"), considero que se obtiene un gran beneficio pasando del "me gustó" al "me gustó porque..."

Oh y la crítica de cine. LA crítica de cualquier cosa es, una vez más, lo que escupe un ente llamado "sujeto", que tiene una historia, bla bla, identidad, horizonte. Hay que platicar en vivo, ya saquen la fiesta.




OOOH CUERO; no se enoje ni se sienta, que el que se enoja pierde. No se trata de hacer notas a lo que alguien más dijo sino que echarle ganitas, aunque le salga un discurso llorón e idealista. Siga participando, que yo le apoyo en sus tesis.





Elsa: No ma, a mí sí me latió Hostal un buen. No la volvería a ver pero a mí las tripas me matan y me enloquecen. Vamos todos al cine, que para eso están los boletos que te regalan en cinemex cuando la cagan en algo.

Bien porque tu dislexia va mejorando jajaja.







MUCHAS GRACIAS, AMIGOS. BUENAS NOCHES. Y BUENA SUERTE.

Esto no quiere decir que no deban seguir comentando, échenle échenle.

rfr dijo...

comment impuntual: pues no sé siendo yo un 1973, DEBO verla!!!

Benja dijo...

A los de arriba: Lo "realmente" subjetivo es querer definir lo que es bueno o lo que es malo, en consecuencia también es subjetivo querer definir lo que es buen cine. Y siendo totalmente objetivo con la subjetividad de lo que es bueno y lo que es malo, lo cierto es, que aquello a lo que se trata de llamar "buen cine" no puede existir como tal en una realidad subjetiva.

Es como querer definir lo que es un buen platillo.
Una hamburguesa con papas fritas puede serlo, porque quizás me encanta el sabor a carne grasienta, aunque los nutrientes que me aporta sean una vil burla.
Una ensalada de 800 ingredientes naturales tambien puede serlo, porque sé que me estoy nutriendo considerablemente, aunque quizás su sabor me resulte aburrido.
Sin embargo, en ambos casos puedo tener conciencia instantanea del beneficio que ambos me aportan, uno al momento, y el otro a futuro, muy a pesar de todos los "contras" que pueda encontrarle a cualquiera de los dos platillos, porque sin duda los tendran. No sucedería lo mismo si me dieran a comer un pedazo de calcetin hervido con suela de zapato ahumado (un platillo "innovador"), porque tendría conciencia instantanea de lo inutil o hasta desagradable que pudiera ser, y/o del daño que me pudiera provocar.

En cualquier caso, habría una reacción, positiva o negativa, grande o pequeña, e invariablemnete me "movería", para bien o para mal. Y para cada caso sería distinto, dependiendo de lo que cada quien entienda por bueno y malo.

Para mí, lo que es "bueno" es lo que enaltece el sentido de la vida y la muerte (aunque parezca paradoja), y lo que es "malo" es lo que degrada la existencia en sí (pero ésta es mi subjetiva opinión.)

Una buena pelicula puede tener contenido "bueno" o "malo", o los dos, y dicho contenido puede estar presentado de "x", "y" o "z" manera, pero lo que yo creo que la convierte en "buena pelicula" es el nivel de reacción que ésta provoque en mi conciencia, en relación a los parametros de lo que es bueno y lo que es malo en mi propia existencia, ya sea al instante, o en un momento posterior. Es decir, QUE DICHA REACCIÓN ME OBLIGUE A EXPLORAR Y HASTA EXPLOTAR MI PROPIA CONCIENCIA.

A mayor intensidad en la reacción, mayor concienciación de la existencia, y por tanto, mayor valoración de la pelicula (buena para mí, claro está.)

Con esto no quiero decir que una buena pelicula sea solo aquella que me siembre el intenso deseo de irme a trabajar de voluntario a una fundación para ayudar a retrasados, o que me den ganas de envolverme en la bandera y arrojarme desde lo alto de una piramide, ¡No! La reacción provocada puede ser buena o mala fisicamente (dolor, gozo, llanto, risa, frustración, admiración, incredulidad, bla, bla, bla), pero lo más importante es la consecuencia de dicha reacción: la concienciación de la existencia.

Puedo concienciar de mi existencia fuertemente o casi sin darme cuenta de ello, como por ejemplo cuando digo: "Oh que pelicula tan divertida! Wow, que bello es vivir!", ó "Que pelicula tan triste! No es posible que toleremos esas cosas!", ó "Ay wey, ésta no me la sabía! pero será neta?", etc, etc, etc.

Ahora, aquello de la forma, o la manera en que se presenta una pelicula puede ser motivo de distracción parcial o total , al igual que el desempeño de los actores, la fotografía, y mil factores mas, lo cual también es importante, porque cuando hay una distracción de ese tipo, la concienciación ya no es de la existencia propia, sino de la obra misma. Entonces ya no es posible calificar a una pelicula con los criterios anteriores. Porque ahora se le esta calificando desde otro punto de vista: el artistico, usando parametros meramente técnicos.

Pero cuando las distracciones son mínimas, o ni siquiera las hay, entonces creo que se dan mejores circunstancias para disfrutar la pelicula y dejarse bombardear por reacciones que motiven la concien.... ah ya dije, y ya me choqué de repetirlo.

Pero mi punto es, que yo no puedo y no quiero sentarme a ver una pelicula pensando en lo que alguien dijo que debería ver y sentir porque él así considero que era bueno o malo. En lo personal, me importa poco lo que el escritor o el director haya querido transmitir, o si el actor tiene un oscar o no. Siempre se agradece una recomendación, pero cuando finalmente decido entrar a ver una pelicula, tomo asiento y me olvido de todo, no sé quien soy, ni que es lo que quiero, sólo pretendo estar dispuesto a todo, a dejarme seducir por una historia presentada de x, y o z manera.

Y por si no se noto, estoy mas a favor de la postura simplista de Sofi, porque en realidad las cosas no deberían ser tan complicadas como al hombre le gusta hacerlas. Lo bueno es bueno cuando así se siente, y no cuando alguien más diga que lo es.

Una buena pelicula si la puede haber, un "buen cine" no lo creo, es como decir que hay buena música y mala música, cuando lo que hay es música distinta, y ¿cine? ps lo mismo, no hay cine bueno y malo, hay cine distinto.

O al menos eso creo yo.

Luis Ricardo dijo...

Esta crítica me hace pensar que los bloggers podríamos hacer crítica y difusión, efectiva a un nivel pequeño, siempre que hablemos de las películas y no de criterios artísticos.

Love doctor dijo...

No mames, qué chingones comentarios, creo que tenemos al post ganador del premio al post más motivador del siglo. FIESTA FIESTA!!! SAQUEN LA FIESTAAAAA!!!

Sofía dijo...

ricardo: no te la pierdas, yo la recomiendo.

benja: a veces lo que nos hace falta es ejemplos sencillos que se ajusten a la situación. Y como siempre, lo gastronómico se presenta como la mejor opción. Gracias por venir acá, ya había visto un comentario tuyo antes, pero groseramente no me presenté en tu blog. Voy para allá.

Luisric: de acuerdo. Por otra parte, si tengo que postear más cinecosas para que vengas y comentes, lo seguiré haciendo.

Alejandro; Ps ya le robé a Mario el plan, orita o mañana te mando mensaje o te veo en tu FaC, sí sí sigan rockeando. Y hablando de cine.