martes, febrero 7

Nostalgia for the present (*)

o del recuerdo permanente y el olvido imposible

Ya mucha gente ha escrito bella y virtuosamente sobre la memoria. Kilos de filósofos han hablado en términos universales y sabios del valiosísimo papel que representa el recuerdo de la propia historia para un ser humano en particular y para la humanidad en general. Tratados de neurología y filosofía de la mente continúan surgiendo en días corrientes ante la estupefacción que médicos y psicólogos siguen experimentando frente a los fenómenos que la memoria lleva a cabo.
La capacidad de recordar nos hace humanos, nos alimenta, nos hace. Si no fuera por la narración de los hechos que constituyen nuestra historia, quedaríamos mudos frente al "quién eres". Si no fuera porque soy capaz de abrir mi álbum de la primaria y ver las fotos de cuando aparecí como viejecita y me pintaron canas con talco, sería real real realmente muy infeliz. No sólo eso. También inexistente. Si no fuera por las entrevistas y fotos que guardo de grupos y libros y del amigo que se fue al Talent Campus en Berlín... y si no fuera por todas esas cosas que me hacen recordar a la gente que quiero; yo no sería quien soy. Yo no sería.
Y por eso es tan fácil que un jabón líquido para la cara me haga llorar. NO, no porque se me meta en los ojos, sino porque aquel jabón del que estoy hablando olía cantidad a mi papá. Y por eso es tan fácil que lea un fragmento de The Invention of Solitude y lo interprete como quiera: es usual hablar de lo recordado en términos de pasado; añoramos lo que no está más aquí, lo que ha quedado lejos aunque eventualmente regrese a nosotros con forma de memoria... pero lo cierto es que es perfectamente posible extrañar el hoy, por una simple razón: el pasado es el presente. Y citando a un señor cuyo nombre no diré porque suena muy popof, diré: "todo es presente, todos los siglos son este presente" (pista; cheque Usted la moneda de $20). Así que sufro de una "nostalgia for the present", de una irremediable añoranza de todo lo que ha pasado para hoy poder decir finalmente: "soy Sofía".

(*) Lo puse en inglés no sólo por mamona, sino porque
no me acordé si se dice "nostalgia por" o "nostalgia de".
Disculpen las molestias. Frase original de Paul Auster.

12 comentarios:

Xamiru dijo...

Yo he escrito una gran serie de estupideces sobre el olvido. Pero sí, parece ser un motivo recurrente el asunto de recordar versus olvidar. Al punto de que ya no sé ni qué prefiero. Menudo menudo, digo, menudo dilema.

Salut.

Perseguida dijo...

Sorry por el berrinche, es que los comentarios anónimos cuando texto sobre pasa sujeto, no importa si son críticos o no. Pero para decir pendejadas ni para bien ni para mal pues nel.
Y yo también estudié filo!! sólo que lo dejé porque fui demasiado posmoderna.
La moderación la quitaré en cuanto se les pase el fervor que ayer me atascaron el mail y el blog de puras groserías. :-(
Saludillos

Anónimo dijo...

LECTURA RECIENTE

Ya se extrañaba un nuevo post. Pensaba que tu descubrimiento de las propiedades afrodisiacas de los camarones te había dejado agotada...

Como dice Livi, aquí un plagio que glosa tus reflexiones; aunque estrictamente hablando sería plagio si no lo atribuyera... Digamos mejor que es un préstamo. Un placer leerte.

EL TIEMPO DENTRO DEL ESPEJO

Thiago de Mello

§. El tiempo no existe, mi amor.
El tiempo no es nada más que una invención
de quien tiene miedo de ser eterno.
De quien no sabe que nada se acaba,
que todo lo que se vive permanence:
ceniza de amor ardiendo en la memoria.

§.¿Qué el tiempo pasa? ¡Ay, quién lo diría! El tiempo)
permance en mi interior, cantando
o quemándome, pero soy yo el que canto
el que arde, el tiempo no hace nada
sin mí, que le otorgo mi vida.
Depende de mí, soy su materia,
estiércol y flor del suelo de mi mente,
el tiempo es mi pecado original.


El Cuero Cabezudo

Royal Majesty Queque dijo...

Muy bonito post. A mi también me pone pachicha (?) cuando me llega la nostalgia y lo peor es que llega de repente. Como dices, ver algo que no veías hace mucho. Me pasa más con los discos. Como me mudé, te imaginarás las cosas que he descubierto. Oh, lágrimas lágrimas, el lenguaje mudo de tu pena,lágrimas.

jajajaja

Saludousssss

Trompetista de Falopio dijo...

¡Ahí está el separador de Spinoza! Ah, deberías contarles ese detallazo a tus lectores.
Qué bonito post, Sofie, en serio.

Gordolobo dijo...

La conciencia es el recuerdo de nuestra mente inmortal.

puse una concioncilla de sufjan en mi humilde blog. chécala.

Anónimo dijo...

Estimadas filosófas:

Pensé que el separador de Spinoza era una herramienta intelectual, así como la Navaja de Occam pero creo que no: se trata de un separador/marcador de libros... Sí, Sofie, apoyo la moción: cuéntenos...

El Cuero Ese

Malakatonche dijo...

La memoria es como una chacha perra: nos bota los buenos recuerdos o los traspapela, y los gachos los deja marcados con plumón indeleble en la ventana.

Prrrt.

Trompetista de Falopio dijo...

Oye, amigui, es imperdonable que no esté ahí tu boleto de entrada a las catacumbias.

asco dijo...

que desmadre.

excelente.

pasado=nostalgia=depresión.

asco dijo...

error de url:
www.no-gracias.blogspot.com

Sofía dijo...

Xamiru: Yo diría que lo mejor es olvidar algunas cosas y recordar otras. Aunque ps qué somos si no un manojo de lo olvidado mezclado con lo recordado.

Irazú: Qué chido que dejaste filos, apesta. Ahora bien, ese tipo de comentarios siempre los habrá, llegas a un punto en el que ya ni te importan. Yo cerré un blog por culpa de una idiota que me molestaba. No vale la pena.

Cuero: JOjoO, mi novio y yo no necesitamos los camarones. Gracias por lo de Thiago y un abrazo.

Royal Majesty loqueseajaja: Láaaagrimas (8). Seee. Las mudanzas son malas, malas mudanzas. Te hacen perder el tiempo releyendo cartitas y recordando cosas. Aaah.

Livi; quizá hasta amerite un post eeh! Qué bueno que te gusto el posto.

Gordolobo: yo soy una inconsciente. Intentaré oírla, mi pinche conexión de vasos de unicel e hilo es una basura. Saludos.

Cuero: Pronto, pronto. Seremos empresarias y comercializaremos los separadores de filósofos, ya verás-

Malakatoing: Pinche memoria vale madres. Pero luego sí nos da cosas bien chidas, no digas que no.

Livi; creo que quemé ese boleto como sacrificio al buen gusto y la paciencia, jaja, pinches catacumbias jijasdesu.

Rudy: Ya nunca tienes tiempo de leer mis posts jum. JAja, ¿sabías que "no-gracias" fue de las primeras direcciones que intenté pero no estaba disponible? y creo que tenía una babosada, bah. Di no a la depresión. Sí al rock.