viernes, febrero 17

Ay dolor

Dos tipos de dolor distingo, el que surge por causas exteriores al cuerpo y aquél que surge del cuerpo mismo. En ocasiones he disfrutado el dolor provocado por algún rechazo amoroso e incluso aquel que provoca la separación por más breve que sea; éste es el que surge por causas exteriores al propio cuerpo, como la pérdida de un ser-querido, el descubrimiento de una mala noticia o las simples, llanas y sencillas ganas de sufrir y pasarse el día tirada en la cama abrazando la almohada y llorando nomás porque uno tiene ganas de adolecer. Todo bien por ese lado; basta un buen capítulo del libro en turno o una sana hora de Simpsons o chutarme mi lista fiestera en el iTUNES (le contiene Pixies, Hot Hot Heat, Weezer, Walkmen).
MAS-SIN-EMBARGO... está este otro dolor que se sitúa en algún órgano incontrolable por la voluntad, y no se cura cambiando de estado de ánimo. Entre los peores dolores que llamaremos físicos que he experimentado, están: un dedo de la mano pisado, un pie esguinzado, dolor de muela picada, etc. Anoche, mi querido y desocupado lector, sentí lo que no le deseo a mi peor enemiga (remitirse a post anterior "Catfight. O casi"). No quisiera que le pasara esto a nadie, a nadie, a nadie, lo peor del mundo es irse a acostar con dolor de panza. Vueltas en la cama, sueño intermitente, pesadillas que involucran sirvientas y años nuevos desastrozos. Luego el terrible insomnio, el dolor-insomnio-dolor-insomnio-dolor. Consciente estoy de que mi alimentación está lejos de ser balanceada, que consumo alcohol continuamente, que soy una irremediable fan de tacos y garnachas que abundan en esta ciudad. Pero ¿por qué OH por qué tengo que sufrir esta pinche GASTRITIS que limita mi vida chilanga? ¿Por qué OH por qué tengo que ser testigo de la facilidad con la que todo mundo engulle gorditas y tostadas de pata mientras yo tengo que cargar con mi pepto bismol? Qué injusta la vida, envidiado y desocupado lector, injusta la vida, porque mientras Usted saldrá de pedo esta noche, yo disfrutaré mordisqueando pastillitas de MELOX al por mayor, comiendo carnitas asadas sin grasa y tomando té de cuachalalate, que, aquí en confianza: SABE A MADRES.
Hace unos meses la doctora me prescribió dejar de tomar alcoholes (pprrrt) y me resetó INHIBITRÓN en ayunas; pero no sé usted, yo jamás confiaré en un medicamento que se llame "INHIBITRÓN".

En lucha interminable contra la gastritis
INHIBITROOOOOOOÓN
defensor de los estómagos sensibles

14 comentarios:

El Defensor de las Causas Mamonas dijo...

Hoy me tendré que emborrachar por los dos, qué bien.

fan de tarski y moore dijo...

borracha!

Luisa dijo...

Estimada escribidora: pues nel!!!!! yo que soy asidua y despreocupada lectora, quiero irme de pedota y oh terrible destino, no hay ningun pinche billetito en mi cartera dispuesto a ser gastado salvajemente en los tugurios de mi preferencia. Asi que me quede a hacer chile con la cola -mamá dixit-.
Aunque eso ultimo tambien es como la gastritis, que no?

Saluditos de melox.

Chidoguán dijo...

Padecemos de la misma maldición. Y ese camino yo ya lo recorrí: ranitidina, cuachalalate, savia de no se qué madre, omeprazol (que no es otra cosa que tu inhibitrón (que por cierto entre sus efectos secundarios está el crecimiento de senos))y luego endoscopías y lavados gástricos y finalmente operación heavy metal warrior.
Que esta terrible historia te sirva para que ya te portes bien y no seas tan peda y le entres a las pechugas asadas con chayote hervido.

Plaqueta dijo...

¡Inhibitrón! Está buenísimo eso. Yo digo que le entres a esa cosa y que andes cargando con unos calcids, tums, facidexes y sales de uvas picot, pero ps que no abandones los alcoholes. Y los tacos tampoco, ps qué, aunque esos son opcionales. Yo no permitiré tu sobriedad, no-oh-no.

Love doctor dijo...

Yo no permitiré noches sin gringas ni tacos de bisté del vipsito. Lo peda, eso ni yo ni nadie ni la operación más costosa, tardada y dolorosa te lo quitará jamás.

Chidoguán dijo...

Nel, no le hagas caso a ese par de briagos. Mejor deja que yo te enseñe a disfrutar de los placeres sencillo (y sanos) de la vida. Como armar un rompecabezas o comer gelatina sin sabor o fumar mota.

Sólo Soy Un Ojo dijo...

Tenia ganas de escribir algún comentario chistoso o al menos ocurrente, pero la gastritis no es chistosa y muchísimo menos ocurrente. Pero al menos a ti te recetaron Inhibitron y no bilis de buey.
Saludos.

El pinche Micky® dijo...

Le voy a dar un consejo de borracho pro-fe-sio-nal: antes de salir de bacanal, tómese un caballito de aceite de oliva, o en su defecto una graaaan rebanada de queso crema, eso procura a su estómago una capa protectora contra la acidez, además de incrementar notablemente la resistencia etílica durante la juerga. Nada mas divertido que estar en un estado de borrachera tranqui mientras los amigos babean de briagos en una pérdida del estilo total. Otro consejito: prefiera bebidas espirituosas como el vodka, que servido en las rocas sin mezclador nos permite alcanzar el nirvana sin efectos secundarios negativos para el estómago.

Royal Majesty Queque dijo...

la gastritis es malestar de gente excelsa...jajaja ay es que a mi tambien me dam dolores horrorosos y casi me dan ganas de vomitarle ácidos a todos para que vean qué se siente, pero es como que una imagen medio pues...fea.

Pero no no Señorina Sofía, si deja usté de beber pues qué chiste. Los doctores qué van a saber. (ajem)

Salud/os =)

Sofía dijo...

Sal: Nos emborrachamos pero de placer al hacer cosas mudanzosas.

Alejandro; Osh, pero de buen corazón.

Luisa: quedarse a hacer chile con la cola ha de ser peor que la gastritis jajaaj ano mames chile con la cola. ES casi como cuando mi mamá me dice: "tú nomás le haces a la perra". Qué bueno que no saliste, de alguna manera me reconforta...

chidoguan: pero pero pero tú tienes allí en la panza otras cosas espantosas, ¡lo vi en tu endoscopia! ¿¡quién postea su endoscopia!? Y ps no importa lo que digan, no dejaré de etilizarme...

Tamara: pos yo el sábado iba con toda la intención de no chupar y ¿qué pasó? llegas con tu vodklight y ni pedo, tomé. Pero no me puse borrcha, ¡clap!

Alejandro: ¡Dejar el vipsito nunca! Pero ¿es sólo mi impresión o los tacos de bisteck con queso ya no rifan nada nada? Y no tomo tanto...

Rosángela: ¡YO quiero bilis de buey! La exijooo.

Micky: Pero es que el vodka siempre juega chueco; crees que no te estás empedando y de repente, tómala, ya estás más pedo que... bueno, muy pedo. Gracias por los consejos, se ve que una larga carrera los respaldan. Saludos.

RoyaL: MUCHÍSIMOS DOCTORES SON ALCOHÓLICOS. Hay una estadística super cagada que ps no recuerdo exactamente ahora, pero sí hay muchísimos doctores re pedotes- soy excelsaaa-

Fosfocito dijo...

Dice mi hermana que el que es alcohòlico es por que toma màs que su mèdico

Saludos

asco dijo...

el alcohol no te llevará a ningún lado, deja de tomar, deja de tomar.

yo ya le dije adiós al alcohol por que los dolores producidos por al combinación de esas cosas embriagantes y la úlcera está bastante dificil.

Sofía dijo...

fosfocito; y tu hermana sabia es.



¿¿RUDY?? Espero que sea cierto.