lunes, octubre 31

Entrega en capítulos

Introducción
En algún lado leí que la memoria no es un hilo que podamos jalar de una vez y ver todo en un solo momento, eso es imposible. Por eso es que existe la memoria fragmentada, delimitada, que llega a nosotros sólo en partes, de otra manera sería imposible constituir la historia. Esto es, los fragmentos no sólo son necesarios, sino inevitables. Nos narramos por porciones, nos constituímos de pequeñas historias.
Capítulo 1. De las obras de arte
A pesar de que nuestra vida es una totalidad, siempre es posible (y como dije antes, no sólo posible sino necesario), hacerla cachitos y mostrarla en diferentes piezas. Siendo así, las obras de arte no pueden distanciarse mucho de lo que es la vida como tal. Esto es, no es extraño que veamos de repente sólo detalles de las pinturas, o leamos fragmentos de tal poema, o queramos recordar el capítulo que más nos gustó de una novela o simplemente deseemeos oír una sola canción del disco favorito. Es como estar un día pensando en el pasado y concentrarse en un elemento particuar, como pensar en cómo me gustaba Mario Rosas en sexto de primaria y que nunca me hizo caso.
Capítulo 2. David Lynch opina lo contrario
Sin embargo, algunos ven la pieza de arte como un microcosmos completo que es imposible escindir. En el dvd de The Straight Story, por ejemplo, no hay división de capítulos, pues como dice Lynch en un mensaje dentro de la caja: "I know that most DVDs have chapter stops. It is my opinion that a film (...) should not be broken up. It is a continuum and should be seen as such. Thank you for your understanding". Raúl Fuentes dice en un comentario en el post de abajo que los discos tienen un orden por algo y no está bien que cada quién haga su playlist, pero.
Capítulo 3. Me perdonarán RFuentes y David Lynch
Pero creo que los discos, las películas, son fragmentos también. Son cuadros que se recortan de una totalidad y se nos presentan como piezas que alguien quiso retratar. Cada disco es una colección de canciones que fueron escogidas, y por cada una que fue escogida hubo otra que fue descartada. Una película es también un juego de edición. En ese sentido, yo me siento con la libertad de tomar lo que desee y fragmentarlo una vez más. Puedo decidir hacer una recopilación de canciones o ver diferentes partes de diferentes películas. Escoger.
Conclusiones (usted no tiene que estar de acuerdo conmigo)
Miro al pasado y recuerdo algunas cosas, no puedo tomarlas todas y acomodarlas en mi memoria para verlas al mismo tiempo. En la misma medida, tomo lo que quiero del presente, incluyendo las obras artísticas. Que David Lynch me perdone, pero mi parte favorita de Blue Velvet es el Candy Coloured Clown. Mi canción favorita del Álbum Blanco es Cry, Baby, Cry. Extraño hacer mis propios playlists en el ipod.

24 comentarios:

Francisco (Meursault ha muerto) dijo...

Estoy de acuerdo con Lynch y contigo al mismo tiempo. Y creo que todo dependerá de el sistema observado. Si observamos fragmentos infinitesimales de una curva estos se apreciarán como rectas, sin embargo la suma de estas partes seguirá siendo una curva. Del mismo modo en un disco nosotros podemos verlo pieza por pieza o como una obra completa en su conjunto(de esta forma tiene razón Raul Fuentes, sobre todo en discos conceptuales, al decir que los discos tienen un orden por algo). Así, las películas de Lynch podrían ser para él un microuniverso que hay que observar en su conjunto (como el área bajo la curva en una integral) y para ti Candy Coloured Clown un sistema de ese microuniverso que al causarte cierta conmosión quedo impregnado en una zona muy evidente de tu memoria(dentro de mi analogía vendría a ser el fragmento diferencial en la integral).
Muy interesante y discutible el post, ¿ves porque soy fan?

ricardocorazondepunk dijo...

Mira que tomarse tantas molestias argumentativas para justificar tu arbitrariedad...
Los artistas, al parir, dejan a sus engendros a merced de la muchedumbre, del mundo...a fuerza de verlos destazados y sin embargo, aún como objetos de placer, optan por opinar tímidamente sobre el modo en que les gustaría que sus hijos fueran 'gozados'...eso, a la mayoría de los 'usuarios', termina por valernos madre.
Denigrante para la obra? Tal vez. Indignante para el artista? Depende de las regalías que la venta de fragmentos o de DVD's con chapters menu deje...

Dantés dijo...

Únome a la interesante discusión, no sin antes agradecer su visita. Estoy de acuerdo contigo porque incluso dentro de una misma pieza musical existen "partes" que te emocionan más que otras o que dicen más que la pieza en su totalidad... quizá sea un ejemplo muy burdo pero, ¿por qué se conoce más el fragmento de la novena de Beethoven que la sinfonía completa?
En fin, cada quien su opinión, pero yo coincido contigo.

rf dijo...

Chale, ¿por qué ponen "de el"?

Daniel M. dijo...

me dio hueva tu post.

Love doctor dijo...

Pues yo a veces estoy de humor para escuchar nada más la rola de Chocolate Starfish que viene en el soundtrack de American Splendor, así como muchas mañanas no he terminado de salir rumbo a la escuela o a donde vaya, sin haber visto el inicio de Manhatan o el finasl de Radio Days, pero siempre tengo el deseo de escuchar todo el soundtrack de American Splendor y ver completas las películas de Woody Allen. Es gozoso, pero angustioso a la vez.

Francisco (Meursault ha muerto) dijo...

Por algún tipo de inercia estúpida acostumbro poner "de el" en vez de "del". Siempre cometo el mismo error, seguramente debido a que mi débil memoria sólo concibe a las dos palabras por separado y no la contracción debida, esto último no'mas pa' concordar con el post; y siempre me corrige automaticamente word, desafortunadamente para mi aquí no hay word que venga a salvarme. Una disculpa por ofenderlo rf, prometo flagelarme, repasar las reglas de ortografía y mis diez planas de "del".

Gran Fornicador dijo...

No me acuerdo si Bioy Casares, o Borges, o alguien que no tiene nada que ver con ellos más que igual haber hecho en algún momento una compilación de cuentos (probablemente de terror) decía que ni siquiera los cuentos, y de ser posible, ni las novelas debían ser interrumpidas, que debían ser leidas de un tirón, interrumpiendo solo para ir al baño o a dormir, porque si no perdía uno el humor, contexto y efecto que el texto precedente había logrado generar en el lector. Yo nomas digo que tenían mucho pinche dinero y tiempo libre y no tenían que trabajar, fuera de eso, a toda madre.

Salvatore dijo...

La discusión de si está bien o no generar tu play list sólo tiene sentido en los discos conceptuales (Como el the wall o el sargent pepper'. El artista es el que decide una manera de presentar su trabajo. La mayoría de los discos sólo son la concatenación de una canción tras otra.

Malakatonche dijo...

Cada cabeza es un pinche mundo, con sus propias reglas y con su muy peculiar sentido del orden.

Todo lo mesurable por la mente humana tiene un principio y fín, incluso los momentos en nuestra vida; en el gran esquema de nuestra existencia, todos los momentos son parte imprescindible de vivir, pero cada uno tiene un periodo de existencia dentro el espacio y el tiempo.

Para Lynch la necesidad de preservar la unidad de su obra parte de su peculiar sentido del orden, pero es arrogante pensar que presenciar todo en lo general puede retroalimentarnos con suficiencia, cuando la mayor parte del tiempo satisfacemos esa necesidad cognositiva en lo particular.

De la mima manera que parte de nuestra personalidad e ideosincracia es la suma de las personas con las que hemos convivido a través de los años, de igual manera una obra puede alimentarse de los fragmentos de muchas otras y ser original, pues es esta combinación-compilación de ideas y enfoques las que crean una nueva, con su orden y su lógica. Nuestra forma de pensar, cuando es bien ejercitada por un criterio preparado, contiene muchos elementos que en nuesta mente tienen todo el sentido del mundo.

El humor dicta muchas de nuestras costumbres, no podemos condicionar nuestros antojos al esquema musical de un artista (salvo que esa sea nuestra necesidad); el soundtrack de tu vida tiene diferentes momentos, y si requerimos sancochear para disfrutar, así será.

Habemus mastodonte, jo.

Diana dijo...

no entiendo porque andas posteando tus tareas, ademas tu trabajo apesta, tiene un nivel reflexivo menos que elemental

repunck dijo...

Nel nel nel, ¿quién de ustedes puede decirle a alguien más, con seriedad, "he aquí el arte"?

Por un lado, el creador que piensa que su obra ha de ser respetada tal cual, no desea permitir la capacidad creativa de su público. Sólo la apreciación más o menos complaciente llamada crítica.

En la antiguedad ya lo creo, llegabas a mitad de Edipo, o de la lectura de la iliada, y qué lástima, hasta la próxima. Pero pudiendo repetir n veces la proyección de n versiones de Edipo, con la relación hecha por Freud ya tan común, las cosas cambian, y si se me da la gana hacer un collage con "lo mejor de" todas las versiones, y situarlo en la galaxia más cercana, ¿quién podría recriminármelo?

Hacer su playlist es legítimo, igual que tu colección de notas periodísticas, o que tus "favoritos" en el navegador.

Por otro lado, la memoria, los fragmentos... El último libro de Umberto Eco, La misteriosa llama de la reina Loana, es acerca de un hombre que pierde cierta parte de su memoria (como que está almacenada en distintos sitios), es un libro exquisito.

No creo que nadie pueda recorrer su memoria como un hilo, siempre hay marcas que se definen por alguna pequeña historia. ¿Es un laberinto interconectado?

Saludos.

rf dijo...

oClaro que todos tienen derecho a hacer su playlist, nunca dije que no. Lo que apunté es que en la mayoría de los casos el criterio será sumamente desafortunado y el resultado, por tanto, limitadamente gozador.

Sofía dijo...

He descubierto que es un post aparentemente denso, pero en el fondo nomás dije que cada quién tien derecho de ver lo que quiera cuando quiera como quiera.

Francisco1: Y más interesante y complicado el comentario. Tendrás que explicarme eso gráficamente porque no entiendo mucho... Creo que se trata de algo más o menos así: un primer acercamiento con la obra completa y luego que cada quien se quede con lo que le plazca.

Ric: cierto, es para justificar mi arbitrariedad. Y cierto también que una vez que nos dan la obra, somos libres de manipularla a nuestro antojo.

Carlos: La boca llena de razón tienes. Conmino a todos a que pasen al blog de Carlos y escuchen 'unintended' de muse interpretada por él. Está preciosísima.

rf1: prr.

daniel: Uy.

Alejandro: Esa es otra cuestión. Exacto, a veces tienes la oportunidad de escuchar sólo un fragmento de las cosas. O ver un cacho. Y uno escoge. Qué bueno que se puede escoger.

Francisco2: No peles al dese. Pero no escribas "de el" porque se ve feo. Pero cha, Raúl qué. No te aflijas ni te aflojes.

Sofía dijo...

Tirso: y una vez que ya leíste la obra en su totalidad, siempre te quedas con ganas de releer una parte en específico, ¿que no?

Salvador: Pero a fin de cuentas es uno mismo el que decide qué oír y en qué orden. A algunos les gustará más oír el disco en el orden original, ps stá chido. A otros nos gusta hacer listas.

Omar: No lo pudo usted decir mejor. Sobre todo coincido con el asunto del estado de ánimo; es bastante claro que no siempre estaremos en la disposición de regirnos por la estructura que determinado artista nos plantea. Si no dónde queda lo chido y espontáneo. A mí me pasa mucho que relaciono tal parte de un libro con tal canción o con una película y me hago unas chaquetas mentales bien diversas. Total, ¿de qué va la vida entonces?

Diane: 11:08 am. Uy uy. Tu comentario me dejó reflexionando mucho.

Repunck: Gracias por tu visita y tu recomendación. y coincido con que gran parte de la riqueza de una obra de arte es lo que podamos aportar a ella. LA capacidad de tener 'favoritos' es muestra de la riqueza que albergamos...

Raúl: Cha, pero sólo desde tu punto de vista. Para cada quién serán los mejores playlists, porque a fin de cuentas, es cuestión de gustos.


Gracias a todos por sus visitas y por dejar comentarios tan largotes y difíciles de contestar.
Saludos.

flectere dijo...

Llegué tarde, pero me vale...

Yo cr_o que l_ fr g ment rio es _n esp ac_o pa a l_ cr_ tiv d_d p_rq e n_s p_rm te ll_n r c n n_s_t s mi m_s l_s hu co_ y _o q _ h ce f_lt .

Es como dejarnos no solamente jugar el juego sino, además, construirlo. Es como si se tratara de un producto mitad-mimético (imitación), mitad creación propia (ingenio) que es lo que da pie a la diversidad... ni pedo, sonó posmo, verdad? Jeje.

Saludos! Me gustó el post.

flectere dijo...

Carajo... tanto esfuerzo en vano!!

Se comió los p_tos espacios... tan lindo que se veía. Ni pedo. Lo bueno es que prontó lo olvidaré, gracias a la fragmentariedad de la memoria.

Gran Fornicador dijo...

Flectere, si vuelves a decir eso de mi madre, juro que mando al diablo lo políticamente correcto de no golpear a mujeres y te doy un golpe en la nuca.
...Eso, o llené mal los espacios de tu comentario.

Sofía dijo...

De todos modos se entendió tu ejercicio. Muy ilustrativo. Y sí, sonó posmo, Silvia, pero aquí se respeta la opinión posmo mientras venga de ti.

Trompetista de Falopio dijo...

El post y la discusión están rete buenos, aunque sólo coincido con un comentador, cuyo nombre no diré porque luego se siente el muy muy.
Sofía, yo opino muy distinto que tú. Me parece que "ver lo que cada quien quiera" aplica solamente a las artes posmo (y eso quién sabe), pues en ellas la interpretación es mucho más libre que en las artes que le antecedieron.
Me parece que tomar arbitrariamente una parte de la obra, una figura por ejemplo o un párrafo e incluso ver la obra y no tomar en cuenta su contexto histórico originario, es de algún modo violentarla. Creo que la experiencia estética consiste en configurar lo que se ve,lo que no se ve, su función original, lo que nos dice desde nuestros días, etc. Creo se trata, por así decirlo, de integrar lo fragmentario.

Trompetista de Falopio dijo...

Ah, y DIANA: la actual coordinadora de la carrera opinó lo contrario que usted respecto de las consideraciones estéticas de Sofía (ver su trabajo respecto de los románticos).
Ahora ¿le parece que nos dejan "tareas"? ¿le parece que si nos las dejaran serían en torno a Lynch? No parece ser usted aficionada a la reflexión; así que si va a decir babosadas dígalas con gracia.

Love doctor dijo...

Híjoles, entre tanto playlist y que si está bien o mal, que si hay derecho o no, cambiaste el template por uno que no se puede leer! Qué pasa?

Gordolobo dijo...

La interpretación casi nunca coincide con la intencion (intencion: interpretación del autor). Es mi opinión que la interpretacion es mas importante que la intención (asi pues cada quien toma del arte/universo lo que le encuentre), para no estar metiendo al arte en balanzas.
pero entender la intención tambien es bien eh.. chido.

tal vez la palabra interpretación esta mal. sería algo mas bien como.. chale no se.

entonces... y que chingados si yo quiero hacer mi playlist de las canciones que me gusta, ay pero y si el grupo las puso asi con una intencion blah blah,... me vale! tal vez me pierdo de algo maravilloso pero tal vez nunca lo pueda entender y estoy perdiendo mi tiempo escuchando canciones que no me gustan solo porque "hay una razón del orden de las canciónes" (las bandas de rock trabajan en formas misteriosas?). Y no mames... chutarse mas de una vez una película completa de david lynch? y si solo quiero ver de nuevo la escena que si entendí para estar seguro que no me perdi de nada?

Sofía dijo...

Livs: Primero que nada, gracias por defenderme de la gente que no pone su link porque le faltan huevos (o porque no tienen página jo). Segundo que nada: ¿es realmente posible ubicar contextualmente una obra de arte y abarcarla en su totalidad? No nos queda más que la interpretación, y esa, es subjetiva. ¿con quién estabas de acuerdoo, con quién, con quieeeeeén?

Alex: ya cambié el template, que no panda el cúnico, quedó mejor, qué no!

Gordolobo: Imagínate que nomás queiras checar una escenita pero tengas que chutarte completa una película de Lynch nomás por no violentar la obra de arte! No, es necesario tomárselo con calmita. Gracias por el comentario.