martes, septiembre 27

Hoy hablaremos de...: hoy.

Hoy viajaba en el metro, dirección Universidad. Me dirigía a la horripilante clase de Filosofía de la Ciencia, escuchaba música. Una vez que he reiterado oficialmente la muerte de mi ipod me resigno a regresar al uso del siempre fiel discman SONY. No hace nada maravilloso; no tiene reproductor de emepetreses ni radio. El disco que sonaba era uno de Elvis, la canción: Love me. Uno viene viajando tranquilo en el metro con sus audífonos que no hacen daño a nadie y no falta el cabrón vendedor pirata que entra con su metralleta de decibeles a desgraciarle a uno la vida musical. Así fue como sobre beating close to miiiine se dejó oír un ritmo guapachoso proveniente de las bocinas del mal que cargaba el comerciante. Primero me enojé, como de costumbre apagué mi música y me dispuse a esperar que ese wei se bajara del vagón. Pero MOMENTO. Reconocí la canción guapachosa que decía más o menos así: lo que pasa es que la banda está borracha, está borracha... Adquirí el disco por diez pesos. Quité el disco de pelvis y me dispuse a oír a
Seguro lo recordarán por éxitos como: El año viejo, Mazatlán, La banda está borracha o Los borrachos son ustedes. No hay un solo diciembre en el que en mi casa o en casa de mis abuelos no suene la canción del año viejo que le ha dejado al intérprete cosas muy buenas, como él mismo refiere:
me dejó una chiva
una burra negra
una yegua blanca
y una buena suegra
También está aquel éxito inolvidable de toda la vida, con el que dan ganas de largarse a la playa a mover las caderas cadenciosamente al ritmo de:
ay ay ay ay que te alcanza el tiburón mamá
ay ay ay ay que te come el tiburón
Tiburón - tiburón
tiburón - tiburón
tiburón a la vista
baaañiiistaaa
También hay canciones que yo no conocía pero que me dejan una estela de sabiduría y amor a la vida y que ya hubieran querido los cirenaicos adoptar como himnos al placer. Ejemplo claro de esta exaltación del placer al que me refiero es la siguiente, titulada Quiero amanecer:
ay primo nacho
(quiero amanecer)
con mi guitarra cantando
(quiero amaneceeeer)
con mis amigos parrandeando
quiero amanecer bailando
quiero amanecer cantando
(quiero amaneceeeer)
allá por Chapala
(quiero amaneceeeer)
con mis chamacas bailando
(quiero amaneceeeer)
con mis amigos parrandeando,
(quiero amaneceeeer)
¡PERO NO TRABAJANDO!
Esta tesis se contradice con otra canción en la que refiere que el año viejo: "me dejó un reloj despertador / para irme a trabajar temprano, sí señor". Pero estas pequeñas inconsistencias en su sistema las podemos pasar por alto debido a la alta calidad letrística y musical que en general nos ofrece. Apreciemos ahora este clásico de la música para el huarachazo: Cosecha de mujeres, sí señor:
se acaba la papa
se acaba el maiz
se acaban los mangos
se acaban los tomates
se acaban las ciruelas
se acaban los melones
se acaba la sandía
se acaba el aguacate
Y la cosecha de mujeres
(¡nunca se acaba!)
Y la cosecha de mujeres
(¡nunca se acaba!)
Y la cosecha de mujeres
(¡nunca se acaba!)
Y la cosecha de mujeres
(¡nunca se acaba!)
No se detenga usted si le da la gana bailar, hágalo ahí, en ese café internet o en su casa o en la casa del primo nacho, mueva el pie, luego una mano, luego los hombritos, al ritmo de ¡LA BANDA BORRACHA!:
Caminando por las calles sin parar
de arriba a abajo, de arriba a abajo
al poco rato que ya me sentía borracho
no pude encontrar lo que yo andaba buscando ¡no!
- ¿¡qué pasa?! ¡¡los saxofones desafinados!!
¡¡yy el bajo también desafinado!!
¡paren esa música! ¡paren esa música!
¿¡Maestro, qué pasa con esa banda?!
- ¿Que qué pasha con essshha bnnndddaaa?
Lo que pashha es que la banda está borrrraaassha,
está borrasha, está brorrashhhaaaa...
Estos y otros grandes éxitos están incluídos en este gran disco pirata que ustedes pueden Y DEBEN adquirir a la brevedad. Mike Laure (o Miguel Laure Rubio) merece ser recuperado por esta generación de jovencitos mal vestidos y sin ritmo. Más información, aquí.

"Nací en El Salto, Jalisco y mi origen es humilde en todos los aspectos: vivíamos muy mal, vestíamos peor y apenas si nos alcanzaba para mal comer. Apenas comenzábamos a hablar y ya trabajábamos, vendí dulces, chicles, pan; también trabajé en el campo, luego fui obrero textil, entre otros muchos trabajos."

12 comentarios:

Sofía dijo...

Muy bien. Pues las medidas contra el spam han tenido que tomarse. A mí sí me da hueva eso de comentar con la verificación de palabra, pero qué se le va a hacer.

Una disculpa a Alejandro, que ya había comentado en el post anterior que borré porque se llenó de SPAM: qué bueno que te gustó el post.

shaggy dijo...

Soph, que cagado, yo tambien apago mi musiquita cuando alguien así se sube, ahora por otra parte, no sabes que gusto me da que hayas dado una oportunidad al maese Micky Laure, aunque por otro lado me extraña, tu siempre me cagaste y me marcaste socialmente por escuchar esa variedad de musica, enhorabuena!!!!!!!!!!!

Malakatonche dijo...

Pues yo conocí El año viejo con Bienvenido Granda, otro viejo garapiñado de nariz roja y regordeta que cantaba allá en los años del Defe viejo.

Los mejores son los chavos que se discuten sus corridos de a 2 pesos en la línea Observatorio-Pantitlán. Son la onda.

Trompetista de Falopio dijo...

Jajajajajaja, humor y folklor, me diste en mi mero mole, no encuentro halagos a la medida de este post maravilloso. Clap, clap, clap. Soy fan.
Por otra parte, cada que escucho "lo que pasha esh que la banda eshtà borrasha, eshtà borrasha, eshtà borrasha..." me acuerdo de aquella fiesta en la que - efectivamente- la banda estaba bieeeeen borracha.

Fco dijo...

Ay yo no olvido nonono al año viejo...

shaggy dijo...

Jajajajajajaja, ahora que lo pienso francisco, mi tio Oscar pone esa rola todos los años el 31 de diciembre cierto? Y si no mal recuerdo tambien la pone cuando la banda empieza a estar borracha....

Fco dijo...

Así es, todo buen fin de año no puede pasar sin que la banda Valadez no se ponga borracha.

Sofía dijo...

shaggy: ay sí, ahora resulta que todos son fan de Miguel Laure, prrrr

omar: qué felicidad que regreses. Ya no andes abandonando. Pobre señor, se llamaba bienvenido. No conozco a esos artistas urbanos.

livi: ehem ehem, aquella en la que saliste corriendo y llorando? o quizá aquella otra en la que inhalaste aire comprimido... jejeje.

fco: pinches valadeces. Lo que pasa es que la banda está borracha.

shaggy dijo...

Soph,yo soy fan de toda esa runfla de cantantes del genero tropicoso-antañón, como el propio Micky Laure, Bienvenido Granda, Celio González, Daniel Santos y símiles, y soy fan porque desde niño mi madre me hacía oirlos y si no me agradaba, mamá reaccionaba coercitivamente, cuando crecí (digamos 9 o 10 años), me empezaron a gustar sin que el madrazo tuviera que venir a corregirme, por mi parte no es poserada, que creo por ahí iba lo que intentabas decirme, ahora que, Francisco de todas las veces que los Valadez han estado borrachos recuerdo la ocasion (siendo nosotros unos ingenuos mozalbetes), aquella en que el tío Vicente, con muchos litros de cerveza nochebuena en su organismo, cantaba alegremente a voz en pecho aquella cancion que versaba de las de acá: "Los caminos de la vidaaaaaaaaaaaaaaaaaa, no son como yo pensaba, como los imaaaaaaaaaaaaaaginaba, no son como yo creíííííííííííííííííía....." Mientras la así llamada Blanca Valadez le decía que ya se callara y soltara la botella. Lo recuerdas acaso???

Fco dijo...

jajajaja... recordar es vivir... hasta se me salió una lagrimita al ver esa imagen de nuevo en mis sesos.

Joel Mago dijo...

espero que entendas português,pois estava procurando a letra da musica "la banda Borracha" e só encontrei aqui.obrigado,gracias.

Mr.X dijo...

Gracias... me gustó mucho tu post y me permitio conocer más a fondo a Mike Laure...

Mi papá, oriundo de GDL, pero ya viviendo muchos años en Los Ángeles, EEUU ponía la música de Mike Laure... Yo y mis hermanos nos recordamos mucho de esas rolas, tanto que ya tengo unos CDs de M.L. y se los toco a mi hijita de 2 años y medio...

Una canción que me gusta mucho es la de "No Llores," y tengo una memoria algo extraña relacionada con ella... Tendría unos 8 años y toda la semana estaba molestando a mi papá que me llevara al cine a ver la película animada de Disney, "Pinocho."

Una noche, por fin, se levantó del sillón y me llevó. Nomás íbamos los dos... Me la pasé de maravilla, y hasta compré un juguetito que vendían en las maquinitas en aquellas épocas (fue un eskeleto hecho de plastico blanco con ojos rojos para una moneda de 25 centavos U.S.)

A llegar a la casa, vi a mi mamá sentada solita en la cocina... Aunque tengo 5 hermanos, pareciera que la casa estaba obscura, no habia ruido o movimiento... Corrí hacia ella, y muy emocionado, le dije, "Fuimos a ver a Pinocho! Por que no fuiste...? Y ella me contesto, "Por que no me esperaste...?"

En ese momento entro mi papá. Ella le dirijió la mirada. El nomas entro sin decir nada.

Y cada vez que escucho la cancion "No Llores" de Mickey Laure me hace recordar esta experiencia agridulce...