sábado, septiembre 17

Autotomía

Pudieron haber creído que el título es 'AutoNomía',
pero si revisan con detenimiento,
verán que dice 'AutoTomía'.
Algunos seres son capaces de, al verse en una situación desfavorable, realizar acciones para preservar su vida. Hay animales que pueden sacrificar una extremidad o un miembro con tal de salir ilesos de las garras de sus depredadores; tal es el caso del cangrejo azul, que cuando se percata de que ya está perdido en las manos de un enemigo, lleva a cabo una fina operación que consiste en automutilarse. Esto es, decide ceder una pequeña parte de sí aspirando a un fin ulterior: salvar la vida. Día a día realizamos autotomías procurando conservar lo que nos es vital y sacrificando lo que nos parece prescindible, todo esto esperando que lo que obtengamos como resultado final valga la pena en la medida en que para llegar a ese punto se tuvo que dejar atrás una infinita cadena de mutilaciones. No podemos determinar si lo que nos autoamputamos es realmente prescindible. La mayoría de las veces eso se sabe hasta ya pasado algún tiempo, cuando nos podemos arrepentir, pero no lo podemos remediar. Y es ahí donde los cangrejos nos llevan una pinche ventajota; nosotros no somos capaces de regenerar lo mutilado.

18 comentarios:

Ciudadano T dijo...

si, uno se automutila sin capacidad de regenerarse, pero a veces ese es el sabor del hecho: la satisfacción e inteligencia de saber que se hizo lo que se quiso. Tal vez luego uno se arrepienta, pero de eso esta hecha la experiemcia propia, de errores que tarde o temprano evulcionan.

duro flamígero cuchlllo

Gran Fornicador dijo...

No, no lo somos.

fuzzy rat dijo...

el problema no es que no podemos regenerar lo perdido, sino si disfrutamos de la propia mutilación...eso si está cabrón!

es mi nombre Berenice dijo...

Y entonces podemos consolarnos en frases hechas como "nadie sabe lo que tiee hasta que lo ve perdido" y luego pensar con armagura que nadie comprende los cminos de dios, pero él sabe los que hace... pero pues eso qué, ni tiene relación.

¿Qué te amputaste?

Love doctor dijo...

Niche es una genio, mira que mutilar sus propias palabras para hacer metáfora de la renuncia a una parte de sí. Estás gruesa, te automutilaste el cerebro, worale.

Yo estoy a punto de automutilarme a mi familia mía de mí; creo que no me voy a arrepentir, y no me molesta pensar que no la puedo regenerar. Pero esas son mis agrias palabras de autotómata. Lo otro es la práctica.

Flectere dijo...

Quiero mutilarme el Yo... sin expectativas de regeneración.

Y, de paso, también el horrible "servilismo de la finalidad".

Daniel M. dijo...

naaaaa.

Daniel M. dijo...

Bueno, bueno, ya me dió curiosida, cuenta cual es el oscuro fondo de este post (y no salgas con mamadas).

es mi nombre Berenice dijo...

Ohh, Sofía, me atrevo a poner un comentario que no tiene que ver con mutilaciones propias y agenas, pero sé que entre tus lectores habrán interesados:

VENDO BOLETO DE CONCIERTO DE WEEZER PARA EL 21 DE SEPTIEMBRE, $450 (AL COSTO).

Me automutilé el cerebro, ¡soy una genio!, pero... ¿cómo lo hice? A saber.

Sergio dijo...

Supongo que de ahi viene la susodicha "inmortalidad del cangrejo"

Quien quiere ser inmortal cuando no se puede ni hablar claro...

Trompetista de Falopio dijo...

Además de que no somos capaces de regenerar lo mutilado, tampoco somos capaces de distinguir qué es lo que debemos mutilar, de modo que a menudo cortamos de tajo lo que nos hubiese ayudado a sobrevivir o dejamos con nosotros lo que habrìa que mutilar.

Sólo Soy Un Ojo dijo...

Tengo una amiga que tiene un dedo de más en uno de los pies; en ocasiones las mutilaciones son necesarias.

Gran Fornicador dijo...

Eso me excita un poco.

tapetazo dijo...

Me gustaría tener cola.


En vez de amputarme cosas, me gustaría añadirme cosas...


-> Tapetazo, experimento de laboratorio

Sofía dijo...

Rodrigo: Sí, pero arrepentirse es horrible. Por eso creo que antes de llevar a cabo el tazajerío es necesario estar bien seguros y, como dices, ser bien pinche inteligente. Gracias por recordarnos ese GRAN blog, hjaajaja.

Tirso: No, no lo somos, pero ni modo.

Fuzzy Rat: disfrutar de la propia mutilación... mmmm, sí, esa podría ser una solución, así de cualquier modo saldríamos ganando.

Niche: nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve mutilado, debería ser la nueva sentencia. Pero bueno, con los comentarios anteriores vamos encontrando alternativas.

Alejandro: ¿cómo? ¿cómo? ¿cómo? ¿cómo? vas a mutilarte la familia? Pero esa sí se regenera, los primos y sobrinos siempre pululan como chinches.

Silvia: No, no y no. Aquí no aceptamos p y no p. Diga no a la contradicción. No encontré el signito de lógica simbólica pa la negación. Cha.

Daniel y Niche curioseando: me mutilé una importante parte de mi vida durante varios años. Ya sabrán.

Sergio: el cangrejo ni es inmortal... de dónde habrá salido eso, tú?

Livi: Sí, eso es cagante. Pero qué se le va a ser. Si no nos cortamos nada nos salen piojos y si nos cortamos de más nos desangramos. Bah.

Rosángela: Eso fue de verdad grotesco. Claro que ahora quisiera conocerla y entablar una asociación de gente que debería amputarse algo.

Tapete: Como Gokú.

Alice in W. dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Alice in W. dijo...

Hay quienes se excitan mutilandose. He visto cosas...(ahora miro a mi alrededor con ojos preocupantes, aseguràndome de que nadie se acerque con un cuchillo por revelar secretos).

Al dijo...

Nos vamos quedando, nos vamos quedando y llegará un momento en el que no haya qué cortar.

En realidad la parte dura es que no hay regeneración.

Malditas lagartijas!!